LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Getty Images
Reglas básicas para que tus redes sociales no sean un dolor de cabeza

Reglas básicas para que tus redes sociales no sean un dolor de cabeza

No las conviertas en tus enemigas.

20/01/2017 | Autor: Dora Lilia Banda
Comparte en:

Que tus redes sociales no se vuelvan tus enemigas, te decimos cuáles son las reglas básicas para lograrlo.

Cómo superar tu adicción a las redes sociales

Desde que las redes sociales se han vuelto punto clave de nuestras vidas, también se volvieron un dolor de cabeza. Y es que eso de estar pendiente de lo que publican los demás o de lo que nos comentan en las fotos que subimos, no es vida. Y mucho menos es vida, estar contando likes y compitiendo con esa ex compañera de la Universidad que tan mal te caía.

Por todo eso, es necesario que tomes nota y sigas las reglas básicas para que tus redes sociales sean tus aliadas y no tus enemigas.

  • No le des fallow a cualquiera

Si hay ciertas publicaciones que no te hacen sentir feliz, dales unfallow. Incluso puede ser la cuenta personal de alguna de tus amigas, pero si sus publicaciones son tan deprimentes que te hacen sentir triste o nostálgica, dale "no seguir". No es necesario que la borres de tus amigos, con que nos sigas sus publicaciones es más que suficiente.

  • Bloquea 

Sí, no importa si te critican o te tachan de antipática. Hay gente a la que definitivamente tienes que bloquear y sobretodo a aquellos que sólo se dedican a criticar y a hacer comentarios fuera de lugar.

  • Aléjate del teléfono cuando andes de bajón

Si no estás pasando por un buen momento, evita tus redes sociales ya que las cosas "ultrafelices" que publican algunos, te pueden hacer sentir peor.

  • Reduce tu número de plataformas

Entre menos redes sociales tengas, menos estrés generarás al estar revisándolas todas.

  • Pon límites

No pases mucho tiempo pegada al teléfono, es bueno estar al tanto de lo que pasa a nuestro al rededor, pero no vivir esclavizada a las redes. La mayoría de las veces pasan cosas mucho más interesantes cuando levantas la mirada.

 

 

 

Quiérete

Notas relacionadas