LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Qué NO decirle a una persona con cáncer

Qué NO decirle a una persona con cáncer

Hay quienes no pueden controlar sus nervios cuando se enfrentan a los problemas de otros, en especial cuando se trata de algo tan delicado como una enfermedad.

20/10/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

 

Es normal que cuando nos enteramos de que un ser querido padece algún tipo de cáncer nos sintamos intimidados y no sepamos exactamente qué decir. Aunque no podemos definir las palabras correctas para responder ante este tipo de noticias, sí sabemos qué no decir. 

Un diagnóstico de cáncer puede dejar en shock a los amigos y familiares, o bien provocar que hagan comentarios inapropiados, aunque su intención sea buena. Hay quienes no saben lidiar con el asunto y prefieren evitar por completo al paciente, lo que puede ser más doloroso que hacer o decir algo inadecuado.

 

También: Los 7 síntomas más extraños de cáncer de mama 

 

La pregunta más común que le hacen a una persona que tiene o tuvo cáncer es “¿cómo estás?”. Por lo general la respuesta es “bien”, pues nade quiere entrar en detalles y ponerse a contar los pormenores de su tratamiento. 

Es por eso que Stan Goldberg, un especialista en comunicación y profesor emérito de trastornos de la comunicación en la Universidad Estatal de San Francisco, da algunos consejos para hablar con alguien que padece esta enfermedad en su libro ‘Loving, Supporting, and Caring for the Cancer Patient’.

 

 

 

 

En una entrevista, Goldberg comentó que los pacientes con cáncer a menudo encuentran personas que tratan de animarlos con frases como “no te preocupes”, “vas a estar bien”, “vamos a enfrentar esto juntos”, y “van a encontrar una cura”. Aunque estas palabras de aliento funcionan a corto plazo, a la larga pueden generar culpa si el cáncer es más agresivo y supera los esfuerzos de la persona.

La primera sugerencia del Dr. Goldberg es hablar menos y escuchar más, y recomienda participar “más en conversaciones y menos en intercambios de preguntas y respuestas”.

 

También: Cómo ayudar a alguien con cáncer de mama 

 

Entre las cosas que NO debes decirle a una persona con cáncer están: 

1. Decirle las ventajas de su tipo de cáncer. Jamás le digas que tiene suerte de padecer un tipo de cáncer y no otro, porque eso minimiza lo que la persona está enfrentando. El cáncer nunca es un evento afortunado, incluso si es de los menos agresivos y tratables.

 

2. Darle una lista de remedios alternativos. A menos que el paciente pregunte directamente por esta información, no le saques tu lista de remedios caseros, naturistas, orgánicos y experimentales, que casi nunca están probados ni sustentados por un médico certificado. Además de poner en riesgo su salud, lo harás sentir que no está haciendo lo suficiente para curarse.

 

3. Hablar sobre sus cambios físicos. Nada de “por lo menos vas a adelgazar”, “está de moda raparse” o “luego te pones unas boobs nuevas, más grandes y bonitas”. 

 

 

 

 

4. No critiques su estilo de vida ni trates de buscar ahí la causa. Aunque quizá pudo tener conductas de riesgo, hacerle sentir culpa no ayudará en nada. “Es que fumabas mucho”, “yo por eso evito los químicos”, “metías los tuppers de plástico al microondas, ¿verdad?”… no, no y no. 

 

5. Sermonearlo sobre su estado de ánimo. Insistirle al paciente en que debe mantenerse positivo sólo le generará culpa cuando se sienta mal o si su situación empeora.

 

6. Preguntar sobre el pronóstico. Por un lado, a nadie le gusta dar malas noticias, y por otro, a menudo existe el miedo de compartir un buen pronóstico porque en cualquier momento todo puede cambiar. Si la persona te comparte la información de forma espontánea, está bien. Y si no, ni toques el tema.

 

También: Embellecer la cicatriz del cáncer de mama, el poder transformador de un tatuaje 

 

7. Hablar sobre otras personas con cáncer. Da igual si son celebridades, conocidos o números en las estadísticas, eso no ayuda para nada, en especial si no lograron vencerlo.

 

8. “Sé cómo te sientes”. Ok, están intentando ser empática, pero no, no sabes. Ni siquiera si tú misma has padecido cáncer, porque cada persona y cada experiencia son diferentes.

 

Y por encima de todo, no te conviertas en una carga emocional para el paciente con cáncer. Con esto nos referimos a que no te vuelvas esa persona que se desmorona ante la situación y al final es el propio afectado quien tiene que darte apoyo y consuelo, cuando debería ser todo lo contrario. 

 

 

 

 

Algunas cosas que sí puedes decir

Trata de dejar tus miedos y sentimientos a un lado, enfócate en escuchar sin subestimar, juzgar o tratar de cambiar la forma en que la persona se siente. Hazle saber que estás disponible para cuando necesite hablar, y que si no quiere hacerlo también está bien. 

- “Lamento mucho que estés pasando por esto”.

- “Aquí estoy para lo que necesites”.

- “Cuentas conmigo, sin importar lo que suceda”.

- “¿Quieres contarme sobre tu cáncer y lo que estás pasando? Tal vez pueda encontrar alguna forma de apoyarte”.

- “No estoy seguro de qué decir, pero quiero que sepas que me preocupo por ti”.

- “Si quiere hablar de esto, aquí estoy. Y si no, también”.

- “Avísame en qué te puedo ayudar, por favor”.

 

También: ¿Cómo afecta el cáncer de mama para tener sexo?

 

Si te sientes abrumada por la posibilidad de interactuar con una persona con cáncer, es mucho mejor ser sincera y expresar un “no sé qué decir”, antes que evitar el contacto, pues la persona puede sentirse abandonada o pensar que no te importa.

También es muy importante mantener el contacto y seguirlo visitando, pero sobre todo trata de ser tú misma, no te preocupes por si estás haciendo o no lo correcto, sólo deja que tus palabras y actos salgan del corazón. 

 

 

 

 

 

 

 

Quiérete, Tu vida

Notas relacionadas