LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Istock
Psicólogo o psiquiatra

¿Psicólogo o psiquiatra? Cómo saber qué tipo de terapia necesitas

Cuando nos sentimos realmente mal y no vemos la salida, nos aconsejan “ir con un profesional”...

06/04/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Todos hemos pasado por etapas difíciles, momentos en que nuestros pensamientos y sentimientos nos juegan en contra hasta hacernos perder el control de nuestra vida o nuestras decisiones. Cuando nos sentimos realmente mal y no vemos la salida, nos aconsejan “ir con un profesional”, pero ¿cómo saber qué tipo de tratamiento necesitas? Aquí unas claves para determinar si tienes que ir con el psicólogo o con el psiquiatra.  

Primero hay que diferenciar entre ambos profesionales. El psicólogo se encarga de trabajar directamente con tus emociones y pensamientos a partir de tu historia de vida, es una terapia que requiere mucho tiempo de plática y disposición del paciente para que funcione, pues parte de que el cambio debe venir desde dentro y el terapeuta es sólo un guía que te ayudará a acomodar todas esas ideas sin pies ni cabeza que te atormentan. Por lo regular se debe ir a consulta una vez por semana, a veces más o a veces menos, según el caso.

El psiquiatra, por su parte, trabaja a nivel biológico y neuronal, con medicamentos que regulan los químicos del cerebro y ayudan a equilibrar las emociones o impulsos de forma orgánica para que no interfieran con los pensamientos o ayuden a que éstos fluyan mejor. Aunque maneja una parte terapéutica y también debe conocer tus antecedentes médicos y tu vida en general, se enfoca más en la parte neurológica. Lo más común es ir a consulta una o dos veces al mes para ver cómo estás reaccionando a los medicamentos, cómo te sientes y si es necesario ajustar las dosis o cambiar la medicación.

Es frecuente que la terapia psicológica y el tratamiento psiquiátrico se complementen, y es en especial importante llevar psicoterapia o psicoanálisis cuando existe un problema psiquiátrico, aunque no es indispensable en el caso contrario: se puede llevar terapia psicológica sin apoyo de medicamentos, dependiendo del caso.

Lo que necesites en realidad lo determinará cualquiera de los dos especialistas, pues por ética el psiquiatra te indicará ir a terapia, y si el psicólogo encuentra que tu problema va más allá de su campo de experiencia, te recomendará ir con el psiquiatra.

En la mayoría de los casos, los medicamentos sirven para estabilizarte a corto plazo y evitar crisis que te pongan en peligro, mientras acudes al psicólogo para manejar el problema desde su raíz, con el fin de que poco a poco reduzcas la medicación y seas capaz de valerte por ti misma. Hay casos más severos en los que el medicamento se necesita a largo plazo o de por vida, como en los pacientes con esquizofrenia, déficit de atención o trastorno bipolar.

Lo más importante es dar el paso y pedir ayuda si te sientes mal, si presentas síntomas de depresión, ansiedad, paranoia, esquizofrenia o cualquier trastorno que sea un obstáculo para realizar tus actividades cotidianas o ponga en riesgo tu vida y la de quienes te rodean. 

 

Quiérete, Tu vida

Notas relacionadas