LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Getty Images
Por estas razones la Torre Latinoamericana no ha sufrido ni un rasguño

Por estas razones la Torre Latinoamericana no ha sufrido ni un rasguño

Estoica, fuerte y ejemplo mundial. ¿Sabes por qué no se cae este orgullo mexicano?

28/09/2017 | Autor: Michell García Garduño
Comparte en:

 

A todos nos sorprende la resistencia de la Torre Latinoamericana, el rascacielos ubicado en la esquina de Madero y Eje central Lázaro Cárdenas, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. 

Diversos memes en redes sociales nos han recordado que ‘La Latino’ ha puesto a prueba su resistencia tras los fuertes sismos de 1957, 1985 y el del pasado 19 de septiembre de 2017, y es aquí donde todos se preguntan ¿por qué no se ha derrumbado?

 

Estas son las razones técnicas del porqué nada ha podido tirarla:

La construcción se encuentra sobre 361 pilotes de concreto reforzado, enterrados a 33 metros de profundidad.

Cuenta con 45 amortiguadores sísmicos, los cuales desvanece la energía de un movimiento telúrico en un edificio. 

 

 

También: Vivienda emergente, una opción para dar techo a los damnificados por menos de $3000

 

El cajón de cimentación esta flotando sobre el agua del manto acumulado en el subsuelo (freático), es decir, como si fuese un barco que flota. Esto hace que en un temblor, el edificio no se mueva como péndulo, si no como víbora, en sentido opuesto a las ondas sísmicas. 

El edificio fue diseñado dinámicamente, ya que no solo trabaja con cargas verticales. Es decir que se prevea los esfuerzos accidentales como los sismos, e incluso el viento pues genera empuje entre las fachadas y los pisos. 

 

 

También: Millennials: solidarios, fraternales y organizados ante la tragedia

 

 

Aquí van algunos datos de la Torre que ha sido un orgullo arquitectónico moderno a nivel mundial.

¿Sabías que la torre de oficinas originalmente no tenia nombre? El nombre que se le dio fue porque en ella están las oficinas de Seguros Latinoamericana S.A.

El America Institute of Steel Construction la reconoció en 1957 por ser el edificio más alto que jamás haya resistido un terremoto (ocurrido el el 28 de julio de 1957)

Fue diseñada por el Arquitecto mexicano Augusto H. Álvarez  fundador de la escuela de arquitectura de la Universidad Iberoamericana. 

Pesa 25 toneladas y fue el edificio más alto de la ciudad hasta 1972 (181,33 mts)

Es el primer rascacielos del mundo construido en zona sísmica. 

La torre se ha mantenido sin daños estructurales desde su inauguración.

 

 

Según el Ing. Victor Hugo Ariceaga Paredes, tendría que registrarse un sismo superior a nueve grados Richter para que sufra algún daño, pero es difícil que pueda caer por completo.

 

 

Por eso es todo un Orgullo Mexicano

 

Con Información de El Universal

 

Quiérete, Tu vida

Notas relacionadas