LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
5 Errores sorprendentes que cambian la forma de tus senos

5 Errores sorprendentes que cambian la forma de tus senos

¡De verdad, no es broma! El cambio podría ser irreversible si no tomas precauciones.

14/09/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

El escote es una zona muy delicada que pocas veces recibe la atención y cuidados que merece, y quizá por eso no nos detenemos a pensar que en ocasiones cometemos errores que pueden cambiar su forma y textura.  

 

 

También: Ten un orgasmo de senos placentero

 

 

1. Usar la talla incorrecta de brasier. Según varias estadísticas, solo el 25% de las mujeres usamos la talla correcta de sostén, la mayoría los elige más grandes o más chicos. Ambas opciones están mal, ya que los senos pierden su forma si no tienen el soporte adecuado, mientras que un bra muy apretado constriñe los vasos sanguíneos. 

 

 

 

2. Apretarlos o pellizcarlos. Aunque muchas mujeres disfrutan que su pareja les estruje los senos, esto no es del todo inofensivo, pues el efecto se puede comparar con el de un brasier apretado, sólo que más intenso. 

 

 

También: La nueva tendencia del side boob que querrás llevar

 

 

3. Ejercitarte sin usar brasier deportivo. Nos guste o no, la gravedad existe. Correr, trotar o saltar sin un sostén especial para estas actividades hace que nuestras lolas se muevan de una forma brusca que puede producir flacidez. 

 

 

 

4. No usar cremas. La piel de los senos es muy sensible y debe mantenerse bien hidratada para conservar su textura y firmeza. Y no olvides aplicar también protector solar para evitar manchas y arrugas prematuras en la zona. 

 

 

También: ¿Boobs pequeñas? Aprende a amarlas

 

 

 

5. Dormir boca abajo. Tal vez tus senos no ser reducirán, pero su forma puede cambiar con el tiempo. Si quieres dormir en esta posición de una forma segura para tus boobs, pon una almohada a la altura de tus costillas. 

 

 

 

BONUS: Cirugía plástica. Es evidente que cuando lo haces es porque quieres cambiar la forma de tus senos, o por lo menos su tamaño. Sin embargo esto no siempre sale bien y a veces terminas con unos implantes que lucen mal, o cicatrices que te acompañarán de por vida. Una vez que haces esto no hay vuelta atrás, tus lolas nunca volverán a ser las mismas, para bien o para mal.

 

También: “Reducirme los senos fue la mejor y la peor decisión de mi vida”

 

 

Toma estos puntos en cuenta y mantén tus boobs hermosas el mayor tiempo posible.

 

 

 

 

 

Quiérete, Tu vida

Notas relacionadas