LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Cómo encontrar el mejor hospedaje para tus vacaciones

Cómo encontrar el mejor hospedaje para tus vacaciones

Esta es una de las decisiones más importantes para tu viaje. Toma nota.

29/06/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Después de elegir el destino, la decisión más difícil es encontrar el mejor lugar para hospedarte, ya que las variables son infinitas. 

 

Aquí te dejamos una guía con los puntos que debes tomar en cuenta antes de reservar tu habitación.

 

1. ¿Cuánto tiempo pasarás en el hotel? 

 

Esto es lo más importante, porque de ello dependerá tu lista de requisitos. Si sólo necesitas un lugar para dormir, ducharte y dejar tus cosas, porque pasarás casi todo el día afuera, puedes optar por un hostal o un hotel de 3 o 4 estrellas que esté limpio y tenga lo básico. Si vas a un destino como Riviera Maya, Los Cabos o las Maldivas, donde pasarás la mayor parte del tiempo tirada en la playa y necesitas todo a la mano porque no hay nada en kilómetros a la redonda, te conviene invertir en un hotel de lujo con todo incluido. 

 

 

 

 

 

2. No se puede tener todo

 

Tienes que aprender a priorizar lo que es importante para ti. Por ejemplo, si buscas el máximo ahorro en un lugar céntrico, seguro deberás sacrificar servicios y comodidad. Si quieres un lugar súper cómodo con todo incluido porque planeas pasar mucho tiempo en el hotel, deberás pagar un poco más. Y si necesitas un hotel de 5 estrellas pero económico, lo más probable es que esté lejos de los atractivos principales.

 

3. Precio y ubicación

 

Si vas con presupuesto reducido seguro tratarás de buscar el lugar más barato posible, pero antes de hacer la reservación y festejar tu ahorro, checa la ubicación y calidad. Por lo general, los hospedajes más baratos están lejos de los atractivos turísticos, así que debes hacer cuentas de cuánto gastarás en traslados (en tiempo y dinero), y si sale igual o más caro que pagar por un lugar céntrico.

 

 

 

 

 

 

 

10 Tips para ahorrar y disfrutar tu próximo viaje

 

 

4. Calidad

 

Uno de los puntos más relativos, porque para algunos la calidad está en el diseño de las instalaciones y para otros en los servicios que ofrece, en la ubicación o en la fama del establecimiento. ¿Qué es calidad para ti y cuánto estás dispuesto a pagar por ella? Si sólo ocupas un lugar donde pasar la noche, quizá puedas prescindir del loft de diseñador y de la cafetería con comida gourmet, pero no de una cama cómoda con sábanas limpias y un baño decente, por ejemplo.

 

5. Servicios

 

Estos dependen de tus necesidades y el tipo de viaje que hagas. Checa si ofrecen traslado del aeropuerto al hotel y si te conviene más que hacerlo por tu cuenta. Si estás en una ciudad donde la comida es cara (en Europa, por ejemplo), te convendría un lugar con desayuno incluido, y si es buffet mejor. Si vas a trabajar durante el viaje, el acceso a WiFi es indispensable. Para un viaje largo te conviene que el lugar cuente con lavandería. Si vas a enfiestar, fíjate que haya recepción las 24 horas o podrías pasar la noche en la calle. 

 

6. ¿Dónde buscar el mejor hotel?

 

Hay muchos sitios para encontrar un hospedaje decente de acuerdo a tus necesidades. A nosotros nos encanta (Hoteles.com / Despegar.com / BestDay / Trivago.com, etc.) porque sus filtros te permiten hacer muchas combinaciones de búsqueda: por precio, ubicación, servicios, amenidades, tipo de ambiente, etc. Así no pierdes tiempo viendo lugares que no son para ti. Todo con el precio final, sin sorpresas, y con opción a meses sin intereses, ¿qué más puedes pedir?

 

 

 

 

 

 

7. ¿Cuándo hacer la reservación?

 

Se recomienda reservar el hospedaje entre uno y dos meses antes de viajar. Sin embargo, la realidad es que en cualquier momento te pueden saltar ofertas geniales y debes aprovecharlas. Aunque tengas el tiempo encima, siempre puedes encontrar una habitación si sabes buscar. Tal vez no sea la mejor opción que existe, pero seguro será la mejor para el momento en que la necesitas, tomando en cuenta la prisa. Lo importante es que no termines durmiendo debajo de un puente. 

 

Al final, todo depende de tu personalidad, tipo de viaje y presupuesto. Si quieres lo mejor y puedes pagarlo sin sacrificar otras experiencias, hazlo. Si no, aprende a tomar la mejor decisión para que te ahorres un mal rato y mucho arrepentimiento. 

 

 

 

Mira también

 

Cómo elegir el destino perfecto para tus vacaciones

 

 

 

 

 

 

 

Quiérete, Tu vida, Viajes

Notas relacionadas