LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Cómo elegir el transporte perfecto para tu viaje

Cómo elegir el transporte perfecto para tu viaje

Ya sabes a dónde irás, cómo ahorrar y ahora te decimos cómo llegar.

30/06/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Ya que sabes a dónde quieres ir, es momento de elegir cómo llegar ahí. A veces la decisión es muy sencilla cuando se trata de distancias largas, pero a veces hay otras opciones que puedes explorar según sea tu prioridad: costo, rapidez, paisajes, etc.

 

Por aire

 

Si piensas ir a un lugar lejano o a otro continente, la opción es ir en avión, a menos que quieras emprender una larga aventura por tierra, pero esos son casos excepcionales. Se recomienda empezar a cotizar tu vuelo entre 6 y 2 meses antes de salir, aunque puedes encontrar ofertas súper atractivas en cualquier momento, solo es cosa de ser flexible con las fechas e incluso con el destino para aprovecharlas.

 

Una excelente opción para encontrar vuelos es Skyscanner, ya que sus filtros te permiten ser muy específica o dejar que la suerte decida y solo poner en el buscador “cualquier lugar” y “mes más económico” e ir a donde el destino te lleve.

 

Portales como Price Travel, Best Day o Despegar ofrecen vuelos, hoteles o paquetes que incluyen ambos a meses sin intereses, una gran opción si por ahora no puedes costear el viaje completo.

 

 

 

 

 

Por mar

 

Aunque no lo creas, los transportes marítimos siguen siendo una buena opción para ir de vacaciones. Más allá de los lujosos cruceros por el Caribe, Alaska o el Mediterráneo, existen barcos trasatlánticos que te pueden llevar de América a Europa o Asia. Pasarás algunos días disfrutando la diversión a bordo mientras contemplas el horizonte infinito. 

 

Además, en muchos lugares con salida al mar, lagos o ríos, es muy fácil viajar en ferry a los países o islas vecinas. Por ejemplo en Grecia, Italia, Francia o el sureste de Asia.  

 

 

 

 

 

Por tierra

 

Si viajas a lugares cercanos dentro de tu país o cruzando la frontera, puedes llegar por carretera, ya sea en autobús de pasajeros o en auto. Toma en cuenta que en este momento viajar por tierra se ha convertido en un deporte extremo en México, así que si optas por este transporte asegúrate de tomar las medidas de seguridad necesarias: viajar de día, solo por autopista de cuota y no hacer paradas en lugares aislados o despoblados, entre otros.

 

En Europa y Asia es muy común moverse entre ciudades y países en tren, es una gran opción ya que en general son bastante cómodos, rápidos y económicos. Pero prepárate, la compra y uso de pases de tren es toda una ciencia. Debes investigar bien qué incluyen y cómo hacerlos validos, en especial en el Viejo Continente.

 

Las chicas más aventureras pueden optar por subirse en su bici o motocicleta y emprender una travesía por tierra visitando diferentes lugares por un largo período de tiempo. Hay quienes han recorrido continentes enteros o todo el mundo de esta forma. Eso sí, con las debidas medidas de seguridad y sabiendo que deben llevar su maleta a cuestas todo el tiempo. No es tan complicado como parece, solo es cuestión de organizarte bien y perderle el medio al camino.

 

 

 

 

 

 

Lo que tienes qué evaluar…

 

1. Precio. Si tu prioridad es ahorrar, cotiza diferentes tipos de transporte para llegar a tu destino. A veces tomar un avión puede costar una fracción de lo que pagarías por un boleto de tren, o un autobús puede ser la mejor opción para llegar de Roma a Florencia, por ejemplo. Otra opción para visitar otro continente, es encontrar un vuelo económico a cualquier ciudad y moverte después a tu destino, a veces es mucho más barato que el vuelo directo y conoces algo más.

 

2. Tiempo. Si prefieres ahorrar tiempo, el tren suele ser más rápido que el autobús, y el avión es más veloz que ambos. Toma en cuenta que el viaje en avión, aunque la distancia sea corta, implica pasar horas extra en el aeropuerto, así que si tienes prisa y el trayecto no es largo quizá te convenga otra opción. 

 

3. Comodidad y seguridad. Lo más importante es que tengas un buen viaje y regreses a salvo casa. Quizá estás dispuesta a sortear las incomodidades de viajar en tren o camión, en especial si estos no son precisamente cómodos o seguros, como en Asia y África. Pero si sabes que el camino o el transporte son peligrosos, busca opciones, a menos que no haya de otra.

 

Todo es cuestión de tomar la decisión, una vez que eliges el transporte adecuado todo fluye y tu viaje empezará a tomar forma, ¡lánzate a la aventura!

 

 

 

 

 

 

 

Mira también

 

Cómo encontrar el mejor hospedaje para tus vacaciones

 

10 Tips para ahorrar y disfrutar tu próximo viaje

 

 

 

 

 

 

Quiérete, Tu vida, Viajes

Notas relacionadas