VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pixabay
Practicar yoga en la oficina te ayuda a ser más eficiente

Practicar yoga en la oficina te ayuda a ser más eficiente

Sentirás la iluminación

13/02/2018 | Autor: @LucyEditora
Comparte en:

Las situaciones de estrés laboral se asemejan mucho a que si tuvieras que escapar corriendo del toro que intentabas cazar y te quiere comer. El pulso se acelera, la respiración se entrecorta o incluso disminuye pues tensamos todos los músculos por si se necesita salir corriendo. 

Combatir esa sensación es relativamente fácil mediante una técnica de respiración adecuada e incluso algunas posturas que puedes hacer en tu lugar de trabajo sin tener que sacar tu tapete de yoga. 

Claudia de Heredia, mastra de yoga certificada hace cinco años y con más de 20 años de práctica, compartió sus consejos y posturas que puedes hacer en tu escritorio y que te ayudarán a liberarte del estrés y mantener tu mente más despejada para tomar mejores decisiones. 

"A través de la respiración se controla el nervio vago que activa tu sistema parasimpático y te ayuda a relajar. Cuando estás muy estresado se activa la hormona cortisol que te acelera la respiración y te distrae. Y eso hace que tu mente no tome las mejores decisiones", compartió Claudia en entrevista con El pequeño cerdo capitalista. 

Lo primero es conectar con tu respriración mediante una inhalación y exhalación profunda con la que seas consciente del aire entrando a tus pulmones. 

Después, puedes estirar tu cadera subiendo y cruzando una pierna y doblando la espalda hacia abajo desde la pelvis. Repite el movimiento con la otra pierna y haz tres respiraciones. 

Posteriormente haz una pequeña torción girando tu tronco superior hacia atrás, haciendo palanca con tus manos sobre las coderas de la silla. 

Para soltar la tensión en la parte de los omóplatos, eleva el hombro y gira la cabeza hacia el hombro que estás elevando, repítelo de ambos lados. 

Mira este video para que te queden más claros los movimientos: 

Notas relacionadas