LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Así es como el cyberloafing está destrozando tu carrera

Así es como el cyberloafing está destrozando tu carrera

Holgazanear en internet es lo peor que puedes hacer en el trabajo

28/11/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

En el mundo digital hay más de una forma de perder el tiempo. El cyberloafing es el término de moda para definir la forma en que holgazaneamos por estar perdidas en internet: checar redes sociales, responder correos personales, ver videos o escuchar música durante la jornada laboral.

Seguro ya te sentiste identificada, ¿verdad? Pues no eres la única, esta conducta laboral es de lo más común entre la generación millennial y se ha convertido en un grave problema tanto para las empresas como para los propios empleados, quienes son capaces de cambiar su desarrollo profesional por likes.

 

 

 

 

Muchos empleadores ven la ciberpereza como un tipo de robo, ya que aunque no te estás llevando un objeto físico o dinero, sí estás usando el tiempo por el que te pagan para atender cosas ajenas al trabajo.

 

También: La razón por la que dormir en el trabajo es lo mejor para tu salud

 

La mayoría no lo hace con mala intención, es solo que una cosa lleva a la otra: te sale un aviso de mensaje y de pronto ya perdiste una hora de tu vida jugando viendo memes, ¡y compartiéndolos!

 

 

 

 

Las consecuencias del cyberloafing para las compañías pueden ir desde la distracción breve de los empleados hasta problemas más serios como el uso inadecuado de los recursos de la empresa, hacer más lenta la conexión a internet o poner en riesgo la seguridad informática porque descargaste un virus sin querer.

 

También: La mejor técnica para organizarte y ser más productiva en el trabajo 

 

Por otro lado, la ciberholgazanería también puede tener un impacto positivo en las emociones de los empleados

Ayuda a liberar estrés y hasta puede aumentar la productividad en ciertos casos al dar a los trabajadores un breve descanso para que puedan recuperar su concentración, siempre y cuando el tiempo se limite a unos minutos de vez en cuando. 

 

 

 

 

Por lo general, las personas buscan un equilibrio entre el trabajo y su vida privada, pero para algunos esta línea es ahora borrosa. Algunos estudios indican que la flexibilidad en los límites entre el trabajo y el hogar está asociada con una mayor satisfacción en el trabajo. 

Es decir, las personas a quienes se les permite realizar tareas personales en la empresa tienen menos problemas con el cumplimiento de los horarios laborales y sufren menos conflictos familiares por cumplir con sus obligaciones.

 

También: Conoce la economía gig, la alternativa laboral de los millennials 

 

Lo mejor es hacer una clara separación entre lo personal y lo laboral. Así como no debes permitir que tus asuntos privados invadan tu horario de trabajo, también debes poner un límite para resolver pendientes laborales en tu tiempo libre. 

 

 

 

 

Con información de BBC.

 

 

Quiérete, Tu vida, Trabajo

Notas relacionadas