LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
12 Técnicas infalibles para relajarte en la oficina

12 Técnicas infalibles para relajarte en la oficina

Si la mitad de tu vida la pasas en la oficina, haz que valga la pena.

28/08/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Una buena parte del estrés que tenemos en la vida viene de un solo lugar: la oficina. El estrés laboral es prácticamente inevitable, por eso es vital contra con algunas técnicas de emergencia para relajarte durante el día. 

 

 

También: 10 Actitudes de los jefes que hacen renunciar a sus mejores empleados

 

 

A menos que hayas encontrado una varita mágica antiestrés o un trabajo en el que te paguen por acariciar gatitos, necesitarás aplicar algunas de estas técnicas para relajarte: 

 

1. Respirar. Lo mejor es practicar la respiración diafragmática o abdominal, llenando la zona baja de los pulmones con aire, para después soltarlo de forma lenta para relajar los músculos. Este movimiento activa el sistema nervioso, encargado de la “respuesta de relajación” en el organismo.

 

2. Escuchar música. Ponte los audífonos y escucha música de meditación, pues está comprobado que las notas de flauta y piano disminuyen el ritmo cardiaco inmediatamente. También puedes armar una playlist con tu música favorita para evitar la ansiedad. 

 

 

 

 

 

 

3. Tomar té caliente. Está comprobado que el té verde reduce el estrés, además, el tener una taza caliente en las manos te ayudará a calmarte. Si el estrés es demasiado, uno de manzanilla, azahar, pasiflora o 12 flores harán la magia. 

 

2. Elegir los bocadillos correctos. Algunos alimentos son perfectos para bajar el estrés, como el aguacate, la avena, las almendras las zarzamoras y las naranjas.

 

 

También: Alimentos que disminuyen el estrés

 

 

5. Ir a tu lugar feliz. Se trata de visualizarte en otro escenario que te haga sentir en paz. Aunque sea difícil por el ruido de la oficina, sólo respira profunda y lentamente, mientras cierras los ojos por unos 30 segundos e imaginas que estás en un sitio tranquilo: un bosque, un jardín, el mar o tu propia habitación. 

 

6. Hacer estiramientos. Se recomienda levantarse cada 50 minutos y realizar estiramientos de brazos, cuello y piernas, para cambiar el foco visual. Esto ayuda al cerebro a distraerse de pensamientos recurrentes para evitar actitudes negativas.

 

 

 

 

 

 

7. Darte un masaje. Pon aceite aromático en las yemas de tu dedos y masajea tus hombros, manos y cabeza, especialmente en los puntos que sientas mayor tensión. Te sentirás mejor al final. 

 

8. Jugar con una pelota anti-estrés. En vez de apretar el cuello de tu jefe o de algún compañero, descarga tu frustración con una de estas prácticas pelotitas.

 

 

Testimonio: Así se vive un colapso por estrés

 

 

9. Ver videos. Regálate 5 minutos para ver videos graciosos en YouTube. Los más efectivos son los de gatitos, cachorros, bebés o fails, y si encuentras algunos que tengan por lo menos dos de estos elementos, el relax está garantizado. 

 

10. Hablar por teléfono. A veces sólo necesitas oír la voz de tu mejor amiga, tu pareja, tu mamá o algún ser querido para saber que todo estará bien.

 

 

 

 

 

 

11. Colorear. Si tienes unos minutos, saca un libro de mandalas y ponte a iluminar. Más allá de que sea una moda, esta actividad es útil para la concentración, la activación de la energía positiva y para elevar el nivel de conciencia, así como expandir la capacidad de la mente y la memoria. 

 

12. Dar un paseo. Si estás a punto de enloquecer, tómate 10 minutos para despejar tu mente. Tal vez no puedas salir de la oficina, pero el simple hecho de alejarte del escritorio puede funcionar. 

 

 

También: Señales de que te estás muriendo de estrés

 

 

No necesitas esperar a que estés a punto de explotar para aplicar estos tips, hazlo cada vez que sientas la necesidad de calmarte para que así el estrés no llegue a niveles críticos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Quiérete, Tu vida, Trabajo

Notas relacionadas