LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
¿Por qué los millennials somos tan malos para comprar auto?

¿Por qué los millennials somos tan malos para comprar auto?

Dicen que los millennials vivirán el futuro a pagos chiquitos.

22/06/2017 | Autor: Maire del Río
Comparte en:

 

Muchos estudios han llegado a la conclusión de que la generación millennial no tiene los mejores hábitos financieros, pero esto se pone peor cuando hablamos de comprar un auto.

  

Los nacidos entre 1981 y 1995 nos hemos apoderado del mundo, pero al parecer nuestros criterios de compra y administración son malos. Un estudio publicado por el portal Automotive News remarca que, cuando se trata de comprar carro, no pensamos las cosas muy detenidamente.

 

Ahora que las personas de 22 a 36 años nos hemos convertido en el principal mercado de compra de autos en el mundo, ocupan créditos sin pensar mucho en cómo afectará eso a su economía a largo plazo.

 

Los millennials prefieren enfocarse en pagar mensualidades pequeñas sin pensar en cuánto tiempo les tomará liquidar el costo del auto o cuánto pagarán en total, asegura Jeff Schuster de LMC Automotive.

 

 

 

Gastos pequeños que acaban con tu quincena

 

 

Esto pasa porque nuestra generación está acostumbrada a pagar pequeñas cuotas por los servicios que gozamos cada mes, como Netflix o Spotify, por ejemplo. Así que no analizamos cuánto pagamos a largo plazo porque nos enfocamos en que eso es lo que podemos pagar mensualmente.

 

La cultura de las mensualidades chiquitas provoca que nos mantengamos atados durante largos periodos al pago total de un auto o de todo lo que compramos a meses sin intereses. 

 

Debido a esto, también acabamos por pagar intereses por más tiempo, lo que al final puede hacer que el costo total de auto pueda ser más del doble de su precio de contado o afrontando mensualidades más costosas.

 

Por supuesto, estos resultados no representan a la totalidad de los millennials, ya que no todos somos un desastre financiero, pero es verdad que la gran mayoría no se detiene a pensar bien antes de hacer una compra.

 

 

 

 

 

 

 

Notas relacionadas