LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Mitos de la violencia en casa

Una situación así no es como te la cuentan.

04/03/2014 | Autor:
Comparte en:

¿A qué se le llama violencia doméstica?, ¿son solamente las mujeres víctimas de ello?, ¿conlleva siempre alcohol y drogas?

La violencia en el hogar es un concepto bien conocido en nuestra sociedad pero todavía muy difícil de aceptar y sobrellevar. Ahora en día, una mujer sabe cómo puede protegerse y a quién acudir pero no conoce completamente qué conlleva y cómo puede llamarse a sí misma, víctima de este tipo de violencia.

Mitos

La violencia doméstica afecta principalmente a los pobres y a las minorías. Completamente falso, esto le puede ocurrir a cualquier persona sin importar su género, raza y nivel socioeconómico. No hay muchos reportes de este tipo de situaciones entre personas con mucho dinero ya que frecuentemente no necesitan recurrir a un albergue o pedir ayuda a instituciones públicas, pero eso no quiere decir que no les suceda.

Sólo sucede entre parejas heterosexuales. Cuando se da el abuso entre una relación con personas del mismo género, se ha reportado, en otros países, que la violencia llega a otro grado. Como lo mencionamos anteriormente, cualquiera puede ser víctima de esto y no importa su género ni clase social.

La víctima se lo merecía porque provocó a su pareja. La violencia doméstica nunca podrá justificarse, eso siempre habrá que recordarlo. Nada justifica los medios y mucho menos la violencia física o psicológica.

Es culpa de la víctima por ser una dejada. Existe una fuerte conexión emocional y mental entre la víctima y el abusivo, a pesar de la violencia a la que están sujetas. Por eso, el proceso de duelo es igual de doloroso que la misma idea de no vivir con esa persona que la lastima.

El que abusa debe sufrir de alguna enfermedad mental. La violencia doméstica es considerada una conducta más no una enfermedad mental. Según los psicólogos, este comportamiento se aprende en la infancia, aunque también puede ser a causa de un mal mental.

Los verdaderos culpables son el alcohol y las drogas. La mayoría de las personas violentas se excusan diciendo que 'perdieron el control' de su intoxicación pero la verdad es que este tipo de sustancias intensifican la conducta, más no son causantes de la misma.

No es una relación violenta a menos que hayan golpes. El abuso verbal y emocional puede ser tan dañino que el físico. Involucra poco a poco destruir el autoestima de la víctima y aislarla de amigos, familiare y cualquier tipo de ayuda con fin de demostrarle que es el único capaz de amarla. En otras, palabras, hacen que la víctima se sienta como la 'culpable'.

La víctima siempre es mujer. El 90% de las víctimas sí son mujeres pero esto está basado principalmente en los reportes de varias instituciones. En cambio, no se está considerando que los hombres se sienten muy avergonzados para declarar y pedir ayuda.

La mejor forma de ayudar a la víctima es diciéndoles que se aleje de su pareja. No, la mejor forma de ayudar es brindando el apoyo y ofreciendo información que pueda ayudarla sin hacerla sentir más mal de lo que ya se siente.

¿Cómo te proteges de la violencia?

ABS

Quiérete, Tu vida, Otros