LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pinterest
Conversaciones raras que tenemos cuando hablamos solas

Conversaciones raras que tenemos con nosotras mismas

10/06/2016 | Autor: Judith Lucio
Comparte en:

Aceptémoslo ¿qué mujer no habla sola? Es más, hay pláticas que todas hemos tenido con nuestro yo interior sólo para analizarnos o externar alguna idea.

Te impresionaría saber qué tipo de conversaciones raras tenemos las mujeres con nosotras mismas.

1. Cuestionar y lamentar la hora de dormir. Te martirizas por haberte quedado tanto tiempo viendo la TV o metida en las redes sociales en vez de haberte ido a dormir temprano. Lo raro es que te sigues cuestionando por un tiempo adicional cuando estás en la cama y la hora del sueño se aleja aún más. 

2. Regaños y enojos a una misma. De esas veces que te llamas la atención por haber hecho algo indebido, hasta te enojas contigo y te odias un poco. Hay quienes hasta se castigan con no comer algún postre o no ir a algún lado para resarcir el daño. 

3. Enlistar todas tus actividades y darte cuenta que tienes mucho por hacer. No importa qué hora del día sea, te pones en tu plan analítico sobre tus tareas y comienzas a preocuparte sin darte cuenta que no encuentras excusas para no hacerlas, ni suficiente tiempo para completarlas. 

4. Cuando te das apoyo moral. A veces sólo piensas “si no me echo porras yo misma nadie lo hará” y ésta aunque es una de esas conversaciones raras que tenemos las mujeres con nuestro yo interior también es de las más benéficas pues aprender a valorar y aplaudir todo lo bueno que hacemos.

 

5. No ha terminado el día pero ya estás planeando el outfit del día siguiente. Plática interior bastante complicada porque no hay nadie más crítica que tú. Y entre las adulaciones y el desagrado que te causan ciertas prendas, tienes largas y pesadas pláticas contigo misma. 

6. Cuando te preguntas y contestas sobre el amor. No importa si estás en una etapa feliz o infeliz de una relación, siempre te cuestionas y analizas sobre cómo va tu onda en el amor. 

 

¿Creías que estas conversaciones raras contigo misma sólo eran cosa tuya? Pues no, en general las mujeres solemos reflexionar a solas sobre todo lo que nos pasa y dentro de ellas mantenemos  largas pláticas que a veces son muy constructivas. 

Quiérete, Tu vida, Otros

Notas relacionadas