LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cómo sobrevivir al metro

Guía de supervivencia y tips para enfrentarlo.

20/03/2013 | Autor:
Comparte en:

sub ¿Debes subir al metro casi todos los días? Entonces seguramente te han aplastado, pisado, maltratado y hasta mordido para llegar a tu destino. Sigue leyendo para ver cómo evitarlo. sub

El mismo Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México nos ha brindado una serie de consejos para tener un recorrido placentero y sin accidentes. Pero no todos funcionan y como mujeres, debemos tomar más precauciones.

Aplícalos

Es cierto que existe un vagón exclusivo para mujeres, pero en muchas ocasiones los hombres encuentran la forma de meterse y, aunque normalmente no causan ningún problema, está la posibilidad de que puedan agredirnos. Cuando esto suceda, aléjate. Más vale prevenir que lamentar.

Si usas tacones y vas lejos, te recomendamos que mantengas otro par de zapatos en la bolsa porque el metro, además de lento, tiende a sufrir fallas técnicas así que posiblemente estés de pie por más tiempo del que pienses.

No todas las personas tienen el mismo carácter que tú y, con cualquier cosa pueden agredir a los demás. Si tienes la mala suerte de enfrentarte con alguien así, no le prestes atención. Muchos tienen prisa y están de mal humor por lo que debes ignorarlos y evitar un enfrentamiento aún mayor.

Debes prevenir las pisadas que muy probablemente vayas a recibir así que no uses sandalias. Tus pies te lo agradecerán y te mantendrás de buen humor.

Acércate a la salida una vez que vayas a llegar a tu destino. No lo dejes hasta al final y menos si el vagón está lleno. Esto te evitará empujones e insultos.

No olvides tus modales, pide permiso y da las gracias cuando sea necesario. Tal vez no todos se comporten así pero tú si eres una dama y te comportas como tal.

La regla número uno del metro es dejar salir antes de entrar al vagón y además es la más importante pues es un acto de cortesía y orden.

Si realmente estás muy cansada, el metro está llenísimo y vas muy lejos, te recomendamos que vayas a la última estación del metro para tomar un vagón vacío pero recuerda primer ver si te conviene esta opción.

Cuando viajes de noche y no veas mucha gente, acércate a las mujeres que veas. Una chica sola es vulnerable, pero cuando está rodeada de gente puede estar más segura.

Viajar en metro no es una completa pérdida de tiempo pues puedes llevarte un libro o una revista, así evitaras que te aburras y el tiempo pasará más rápido. También puedes maquillarte si le tienes confianza a tu pulso.

¡Ahora puedes enfrentarte al metro con valor!

ABS

Quiérete, Tu vida, Otros