LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Amo a mi mascota: ¿Cómo establecer reglas y límites dentro de casa con tu perro?

Checa todo lo que debes tomar en cuenta

07/08/2014 | Autor:
Comparte en:

Hoy traemos para ustedes las claves para que tu perro aprenda a obedecerte. Debes de tomar en cuenta que, de entrada, la claridad y constancia son los motores para que tu perro aprenda a obedecer.

Aquí te dejamos algunos tips para que tu perro aprenda límites en casa.

Por Mascota Protegida

Checa esto

Identifica cuáles son las reglas que quieres establecer, por ejemplo: ¿Quiero o no que se suba al sillón?, ¿puede entrar en la cocina?, etc.
Practica con él estas reglas. Es mejor que simules la situación y le enseñes lo que debe de hace, a que quieras educarlo cuando haga algo inadecuado y tú estés enojada.
Practica con él, por ejemplo: entra en la cocina y cuando tu perro quiera hacerlo, indícale con tu mano y tu voz que no. Pon tu mano frente a él sin tocarlo y dile 'no' una sola vez en tono firme pero amable. Repite este ejercicio en cada oportunidad que tengas.
A veces el uso de correa puede ayudarte para entrenarlo dentro de casa. Ponle la correa suelta y, sin jalarlo, camina con él en la casa. Déjalo que decida hacia dónde ir; cuando se acerque a un sitio prohibido, como por ejemplo, el sillón, indícale de inmediato que no con la mano y tu voz. La clave es que tú no tengas que llegar a jalar la correa, sino que tu voz evite que haga algo inadecuado.
El uso de premios también puede ayudar, sin embargo, es importante que él se acostumbre a obedecerte con o sin premios. Por eso recomendamos que tu voz y tus caricias sean el premio en lugar de la comida.
Si decides poner reglas en casa, debes de respetarlas. Si las rompes será confuso para él. Por ejemplo: si un día lo regañas por subirse a tu cama, pero al día siguiente lo hace y tú te sientes cansado y no le dices nada, tu perro entenderá que puede pasar los límites.
También es importante que elijas comandos, es decir, palabras para cada instrucción: "vamos”, "afuera”, "adentro”, "bájate”, "a comer”, etc., son solo algunas de las muchas palabras que tu perro podrá entender. Elige solo una palabra para cada acción, así resultará más sencillo entenderte.
Si usas los comandos, puedes enseñarle a tu perro que hay algunas reglas flexibles, pero que todo depende de que tú des permiso. Por ejemplo: puedes enseñarle que no debe de subirse a la cama a menos que tú des una palmada sobre el colchón al tiempo que le dices "súbete”.

Aprovecha la inteligencia de tu perro y su gran capacidad de aprender, pero sobre todo, las ganas que tiene de complacerte para tener con él una relación satisfactoria para ambos.

Un perro desobediente es generalmente un perro que no ha tenido la oportunidad de aprender y esto depende solo de ti.

Quiérete, Tu vida, Otros