LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
¿Visitas sorpresa? 9 trucos para limpiar tu casa en 5 minutos

¿Visitas sorpresa? 9 trucos para limpiar tu casa en 5 minutos

Tips infalibles para que las visitas que caen de imprevisto no destruyan tus nervios.

22/08/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Pocas cosas son tan estresantes como recibir una llamada sorpresa un día cualquiera y que te digan “estoy cerca de tu casa, llego en 5 minutos”. Volteas a ver el desorden que te rodea y entras en pánico. Para que no te agarren en curva, aquí tenemos la mejor técnica para limpiar en tiempo récord.

 

Para conseguir que tu hogar esté presentable, lo primero que debes hacer es respirar profundo y escanear rápidamente las zonas comunes para identificar lo que hace más notorio el caos, para ordenarlo o esconderlo. Ni siquiera intentes trapear o doblar la ropa, eso lo dejaremos para otro día con más calma, ahora la prioridad es que tu visita se lleve la mejor impresión posible. 

 

 

 

 

 

 

Ya que identificaste los lugares clave, es momento de arreglar, ¡toma nota!

 

1. Despeja y limpia las superficies. Checa lo que más se ve de las zonas comunes, como sillones, mesas, espejos y, por supuesto, el piso. Con una escoba y un trapo será más que suficiente para quitar el polvo de todas partes. ¿Y todo lo que está encima de estos muebles? Pues ponlo en su lugar o de plano mételo en un cajón o caja de forma provisional. 

 

2. Limpia la televisión y alrededores. Si eres como la gran mayoría de las personas y tienes la televisión en la estancia, sabrás que es lo primero que la gente voltea a ver cuando entran a tu hogar, así que quita el polvo que se acumula en la pantalla y en los alrededores, ni siquiera necesitas mover los adornos que estén cerca. 

 

 

También: Paso a paso: Cómo limpiar tu casa si odias hacer quehacer

 

 

3. Deja el baño presentable. Vierte un poco de limpiador en el escusado y pásale el cepillo para tallar, cambia las toallas de manos, limpia el espejo y el lavamanos, corre la cortina de la regadera y checa que haya suficiente papel. 

 

4. Arregla la cocina. Aunque las posibilidades de que entren a esta área son pocas, no es imposible. Despeja las superficies visibles, limpia la mesa y lo más importante: esconde los platos sucios. No es momento de ponerte a lavarlos, así que sólo júntalos y mételos en el lavavajillas, dentro del horno o en alguna gaveta. 

 

 

 

 

 

 

5. Quita el pelo de mascotas. A veces éste se nota a simple vista, y aunque no sea así, tus visitas saldrán cubiertas de pelitos y sabrán que no limpias bien. Para eliminarlo rápido puedes usar algún artefacto especial para este propósito, pasar un trapo húmedo por los muebles o utilizar tiras gruesas de cinta adhesiva, sobre todo en los sillones de la sala.

 

6. Ordena los pequeños detalles de la sala. Arreglar visualmente cada elemento de la estancia crea la sensación de estar en un lugar ordenado. Checa que los cojines del sofá estén en su sitio, que los floreros y adornos estén bien colocados, y que los cuadros cuelguen rectos. Apila las revistas, papeles y libros en un solo lugar.

 

 

También: ¿Desorden en casa? 10 cosas que puedes hacer hoy para controlarlo

 

 

7. ¿Van a pasar a la habitación? Si es probable que la visita sorpresa pase a tu recámara, enfócate en lo mismo que en el resto de la casa: superficies. Recoge la ropa y cosas tiradas, sacude los lugares visibles y cubre tu cama con un edredón grueso para disimular las sábanas arrugadas que hay debajo. 

 

8. ¡Aromatiza! El olor de un lugar es clave para determinar si está limpio o no, así que ten siempre a la mano aromatizantes o velas perfumadas, si no tienes nada de esto entonces pon un poco de limpiador con aroma en el trapo que uses para limpiar superficies, y reza para que esto más la ventilación sean suficiente. 

 

 

 

 

 

 

9. Juega con la iluminación. Si la visita te sorprende durante el día, abre las cortinas y ventanas para que entre luz y aire, con esto lograrás aumentar la sensación de estar en un hogar más luminoso y limpio. Si llegan de noche, enciende la luz de las lámparas secundarias para que la luz no llegue a todas las esquinas caóticas y puedas disimularlas. 

 

BONUS: El mejor truco bajo la manga

 

Si el caos es demasiado y no hay manera de dejar la casa presentable, puedes echar mano de tus habilidades para la actuación, sacar algunos artículos de limpieza a la estancia y, con mucha naturalidad, abrir la puerta con escoba en mano, diciendo que justo te pillaron a mitad de una limpieza profunda. Así puedes justificar el desorden que inunda tu hogar y puedes seguir limpiando.

 

 

También: Nesting: el placer de quedarse en casa ¡sin culpa! 

 

 

Una vez que tus invitados sorpresa se hayan ido, considera limpiar tu casa a profundidad con más calma y arma un plan para organizar la limpieza diaria, así evitarás estos microinfartos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Quiérete, Tu vida, Casa

Notas relacionadas