LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Qué sí y qué no regalar en un Baby Shower

Qué sí y qué no regalar en un Baby Shower

Basta de pañales en forma de pastel, dale algo que sí pueda servirle a la futura mamá.

08/09/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Si estás invitada un baby shower y no tienes ni idea de qué debes regalarle a la futura mamá, aquí te ayudamos un poco para que sepas (por lo menos) cuáles son los regalos más inútiles, inapropiados o cliché, y así evitar los errores más comunes. 

 

Antes de ir de compras, checa si hay la familia abrió mesa de regalos en alguna tienda o página online, si es así, ya no tienes de qué preocuparte: elige lo que se ajuste a tu gusto y presupuesto, ¡y listo!

 

Si no hay mesa o lista de regalos, o bien, tu presupuesto no da para comprar nada de lo que está ahí, es momento de ponerte creativa. 

 

 

También: 8 horribles verdades de ser mamá millennial

 

 

No cualquier objeto para bebés es apropiado para obsequiar a la nueva mamá, así que checa esta lista de los grandes NO y las alternativas de regalo: 

 

1. Pañales de recién nacido. Al igual que con la ropa, los bebés normalmente dejan esta talla muy rápido y los papás se quedan con varios paquetes almacenados. Si quieres regalar pañales, que sean a partir de etapa 1 y 2. 

 

 

 

2. Ropa de recién nacido. Aunque es hermosa, los bebés sólo la usan un par de veces, o nunca, porque algunos nacen muy grandes o crecen demasiado rápido. Si vas a regalar ropa, que sea de tallas superiores a los 3 meses. 

 

3. Cobijas. Es de lo que más te regalan y de lo que menos usas al final. Los pediatras recomiendan no tapar a los bebés cuando duermen durante los primeros meses. Si quieres darle algo para cubrirlo durante la época de frío, opta por mamelucos tipo comando en la talla adecuada a la edad que tendrá en invierno.

 

 

También: Cosas que tus hijos nunca sabrán que hiciste antes de ser mamá

 

 

4. Calentador de toallitas. Este artefacto es de lo más inútil, la mayoría de mamás olvida conectarlo, meter nuevas toallitas o de plano no tienen tiempo de esperar a que se caliente. Si quieres regalar un aparato útil, que sea un tiraleche o un esterilizador de biberones, no sin antes preguntarle si planea amamantar o dar fórmula. 

 

5. Zapatos para bebé. Por más coquetos que luzcan, la verdad es que se los pondrán un par de veces, con suerte. En cambio, los calcetines son una gran alternativa, pero si insistes en regalar zapatos, que sean para bebés mayores de 12 meses (número 10, más o menos), que es cuando empiezan a caminar y en verdad los necesitan.

 

 

A post shared by Babuky for Babies (@babuky_babies) on

 

 

6. Diaper genie. Muchas mamás aseguran que este bote para tirar los pañales sucios les ha salvado la vida y otras lo ven como una molestia por su complicado mantenimiento. Es más útil una sillita trasportadora o un bambinetto.

 

7. Ropa demasiado lujosa. A menos que tu amiga sea socialité, no tiene caso. Esa ropa se va a quedar casi (o totalmente) nueva, o terminará con manchas de todo tipo. Mejor dale un montón de camisetas pañaleras y pantaloncitos de algodón en diferentes tallas, esos nunca sobran. 

 

 

También: Razones para no alejarte de tus amigas con hijos

 

 

8. Muñecos de peluche. No se recomienda tener este tipo de juguetes cerca de los bebés durante los primeros meses, por el polvo que guardan y el riesgo de alergia o asfixia. Opta por juguetes didácticos, sonajas o mordederas.

 

9. Moisés. Sí, son lo más lindo y romántico, pero además de que quitan mucho espacio, sólo sirven un par de meses antes de pasar al bebé a su cuna. Opta mejor por una silla de bebés adaptable a cualquier asiento, te lo agradecerá.  

 

10. Carriola gigante. A menos que la mamá la haya pedido específicamente, no lo hagas, pues además de caras son bastante estorbosas y complicadas de manejar. Mejor platica con ella si le interesa el porteo y obséquiale un fular, rebozo o mochila ergonómica para cargar al bebé. 

 

BONUS: Pañalera. Si no conoces muy bien los gustos y necesidades de la mamá, no te arriesgues. Tal vez a ti te laten las pañaleras grandes, acolchonadas y súper cursis, cuando ella quiere una práctica backpack para guardar lo indispensable. Como es un regalo súper útil que sí le gustará, asegúrate de preguntarle cómo la quiere.

 

 

También: Pros y contras de ser mamá a los veintitantos

 

 

Si de plano no sabes nada de bebés ni te interesa aprender, dale a la mamá un regalo para ella. Por ejemplo, un paquete de cremas reafirmantes posparto, un certificado para un día de spa (antes o después de que nazca el bebé), o una suscripción a Netflix, la necesitará para esas largas noches sin dormir.

 

 

 

 

Quiérete, Tu vida, Casa

Notas relacionadas