LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Veintitantos / Depa de Soltera
 Lo que nadie nunca te dirá de vivir en tu depa de soltera

Lo que nadie nunca te dirá de vivir en tu depa de soltera

¡Lo tienes que saber! 

08/09/2016 | Autor: Depa de Soltera
Comparte en:

 

Esta entrada me hizo recordar porque en aquel enero del 2014 quise hacer este blog: “Nadie nunca me dijo lo que era tener un Depa de Soltera

Y no porque no tuviera amigas que ya vivieran solas, sí, las tengo, pero me di cuenta que había muchas cosas que no había forma de saberlas al menos que te independizaras, así que me puse a recordarlas para poder compartirlas con ustedes:

1. Las finanzas serán cosa complicada. Es un poco complicado agarrarle la onda a tantos gastos, de pronto puedes sentir que tienes el control y cuando te das cuenta faltan 5 días para la quincena, ya no tienes dinero… 

 

Pero eso sí, tienes 3 pantalones nuevos en el closet.

2. Cocinar sí será un problema… a veces. Creo que todas juramos que viviendo solas vamos a explotar nuestro lado gastronómico y querremos hacer muchísimas recetas, es parte de la emoción. Peeeeeero, seguro te pasará que haces porciones excesivas, terminarás tirando comida. 

 

Y al final preferirás no comprar mucho y comer siempre lo mismo.

3. Vas a sufrir un rato. No sé las chicas que ya vivan solas cómo la hayan pasado, pero yo, los primeros días me sentía bien, como de vacaciones. Un mes después estaba extrañando cañón, me pregunté varias veces si hice bien en salirme o no, obviamente llegó el primer temblor y quería salir corriendo y nunca volver a estar sola. 

 

Es muy normal, no pasa nada, se te va a pasar en cuanto empieces a ver que fue solo una etapa, realmente no quieres regresarte.

10 ideas de decoración para tu depa de soltera 

4. Puede que te decepciones. Cuando vi mi primer depa dije “Sí, esto está perfecto, ¿un tapanco como recámara? ¡es lo máximo!”, la verdad es que después me comencé a desesperar porque no podía tener una recámara normal, el closet era muy pequeño y mis perros corrían riesgo al subir y bajar las escaleras del tapanco. 

 

Pero bueno, no sabes qué tan bien te irá hasta que ya estás instalada ahí.

5. Los vecinos no siempre son amigables. Y en mi caso, nadie era amable, ¡nadie! Bueno, la señora de hasta arriba sí, pero no tanto como para confiar en ella. Una de las razones por las que me quise cambiar de depa, fue porque mis vecinos eran unos groseros, odiaban a los animales y yo vivía con miedo de que fueran a envenenar a mis perros, nunca saludaban, se quejaban de todo, si te reías en las escaleras te callaba, y así, podría seguir con la lista.

 

Tu vida cambia, tus hábitos, tu ubicación, costumbres, relaciones personales, etc., pero parte de las experiencias nuevas e iniciar ciclos eso eso, conocer y adaptarse.

Creo que adaptarse es la clave, finalmente es un instinto de supervivencia para cualquier ser vivo, ¿o no?

¿Por qué los #Veintitantos son buena edad para independizarte?

 

Cuéntame qué fue eso que nunca te imaginaste iba a pasarte… te espero en FB y TW.

Quiérete, Tu vida, Casa

Notas relacionadas