LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Consejos financieros para independizarte exitosamente

Consejos financieros para independizarte exitosamente

Porque la ‘libertad’ también implica un gasto, es mejor que planees mejor tu salida del ‘nido’.

13/07/2017 | Autor: Azucena Cortez
Comparte en:

 

Si vives con tu familia aún, seguro has pensado en la idea de vivir sola, independizarte y hacer lo que tanto quisiste hacer, como decorar ese rinconcito como tanto quisiste y soñaste. 

 

 

Lo bueno, lo malo y lo que nadie te dice de vivir sola

 

 

Esta idea puede causarte mucha ilusión, pero también mucho miedo y frustración. Y es que todo empieza con los recursos financieros, pues a partir de ese momentos serás tú quien deba administrar y pagar todos los servicios; pero no te preocupes, independizarte no debe ser una pesadilla si tienes en mente estos tips.

 

1. Presupuesto 

 

Tal vez quisieras vivir en un penthouse  en la zona más cool de la ciudad, pero muchas veces los recursos que se tienen no son lo suficientes y tienes que adaptarte a lo que realmente puedes pagar al mes. No te aloques y busca siempre la mejor oferta y opción para tu bolsillo.

 

Nota: Antes de decidirlo definitivamente, lo ideal es que hayas ahorrado lo de tres meses de renta, pues muchas ocasiones te pueden pedir un depósito.

 

 

 

2. Lugar

 

Busca un hogar que te quede cerca del trabajo o la escuela, así te ahorrarás tiempo y dinero en el transporte.

 

 

3. Servicios básicos

 

Ten en cuenta que muchos de los lugares a donde vas a rentar te cobran a parte los servicios como la luz, agua, gas, Internet, así que tienes que destinar una parte de tu sueldo para estos gastos.

 

 

 

4. Ahorra

 

Cuando pagas tus cosas con tu propio dinero quisieras comprarte hasta ese tenedor-cuchara que viste en Internet y que quisieras llevar a la oficina para presumir, pero si ahorras estas pequeñas cantidades podrías utilizar el dinero para pagar otras cosas que realmente necesitas como la despensa.

 

Más que una opción, ahorrar se vuelve una necesidad. Es difícil comenzar pero se debe intentar con gastos pequeños e ir guardando ese dinero para cualquier emergencia o imprevisto.

 

 

 

Gastos pequeños que acaban con tu quincena

 

 

5. Tarjetas de crédito

 

Una tarjeta de crédito puede convertirse en tu mejor amiga o tu peor enemiga, si es que no la sabes utilizar adecuadamente. Dales un buen uso y compra con ellas lo realmente necesario; claro, de vez en cuando puedes darte un gusto, pero con moderación.

 

 

Pros y contras de tener tarjeta de crédito

 

Paso a paso: Cómo salir del Buró de Crédito si tienes deudas

 

 

6. Revisa e investiga

 

Quizá ya tienes en mente que quieres vivir en ese departamento o casa que viste en el anuncio, pero antes de tomar una decisión precipitada debes de investigar si la propiedad tiene adeudos de mantenimiento u otros servicios. No te vayas a llevar una sorpresa y que por culpa del antiguo inquilino debas pagar de más o te corten hasta el servicio de agua cuando te estés duchando.

 

 

7. Departamento amueblado

 

Tal vez quieras comprar tus propios muebles a tu estilo y de tu color favorito, pero al ser la primera vez que vives sola lo ideal sería que no gastarás en muebles nuevos por el momento. Un departamento amueblado le caería muy bien a tu bolsillo.

 

Nota: También se aceptan donaciones de tus amigos o familia.

 

 

 

8. Comprar o no comprar, esa es la cuestión

 

Comprar una propiedad suena descomunal, pero después de algún tiempo quizá te pondrás a pensar en todo lo que has gastado en rentas y te preguntarás si hubiese sido mejor haber comprado una casa o departamento.

 

Piensa muy bien las cosas y elige la mejor opción; quizá no eres de las mujeres que se quieren quedar en un solo lugar.

 

 

Requisitos básicos para solicitar un crédito hipotecario

 

 

Como lees, independizarte suena realmente complicado, pero recuerda que no todas las cosas son fáciles y que no todo sale a la primera. Si tienes ganas, te organizas mejor, planeas y trabajas duro lo puedes conseguir. ¡Disfruta de tu nuevo hogar!

 

 

 

 

 

 

Quiérete, Tu vida, Casa

Notas relacionadas