LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

6 tips para mudarte

Básicos para estrenar hogar

08/10/2015 | Autor: Redacción
Comparte en:
Cambiarse de casa puede ser toda una aventura, pero para que no se vuelva extrema te damos unos tips que te harán más confortable el asunto.
 
1. Me sirve o no me sirve
 
Lo primero es ir descartando los artículos, muebles, ropa, zapatos, libros; cosas que ya no quieras, no ocupes, no quepan en tu nuevo depto o, de plano, no sirvan.
 
Indispensables: Para que la hora del empaque se haga más amable, procura conseguir antes: cajas de cartón de varios tamaños, masking tape, cinta canela, plástico burbuja, plástico en rollo, periódico y marcador.
 
 
2. Deja tus prioridades al final 
 
Si tienes muchas cosas que empacar, puedes distribuir tu tiempo para hacerlo en 2 o 3 fines de semana. Comienza con aquello que no uses muy seguido: ropa que no planees ocupar en las siguientes días o libros que ya leíste. Deja para el final las cosas de la cocina, el baño y prendas de uso diario. 
 

 

 
3. ¿Cajas grandes o chicas?
 
Para facilitar el que los cargadores o tu misma puedan mover las cajas, compra tanto cajas grandes como chicas. En las grandes coloca cosas voluminosas o ligeras y en las más pequeñas guarda cosas pesadas.
 

 

 
Nunca olvides: Sellar perfectamente la caja con cinta canela y rotularla con el número, la habitación a la que pertenecen y, en términos generales, los objetos que contiene. Por ejemplo: Caja 3, Cocina, Licuadora, Vajilla azul.
 
 
 
4. Objetos frágiles
 
Envuélvelos con plástico burbuja o algunas capas de periódico. En la caja, forma una capa de pequeñas bolas de papel y cubre el fondo. Agrega la leyenda “Frágil” en cada una de las caras.
 
iStock
 
5. En trío es mejor
 
La PROFECO recomienda que participen, al menos, tres personas en la mudanza: una en la vivienda, otra en la zona de transporte y otra en el inmueble donde llegarán los muebles para aclarar cualquier duda que tengan los responsables del servicio.
 
Supervisa antes y después de la mudanza que los objetos y muebles estén en buenas condiciones. 
 
Sólo tú: Hazte cargo de tus documentos, joyas y una pequeña maleta con 1 o 2 mudas de ropa para prevenir cualquier contratiempo.
 

 

 
 
6. Armar y desarmar
 
Si tus muebles pueden desarmarse, será lo mejor para su traslado. Si no es posible, cúbrelos con plástico o sábanas para evitar que se dañen. Si tienen cajones, llévalos por separado o pégalos con masking tape (nunca con cinta canela porque se adhiere y maltrata las capas de pintura).
 

 

 
¡Ahora sí, tomate tu tiempo y organiza sin broncas tu traslado a tu nuevo hogar!
 
Quiérete, Tu vida, Casa

Notas relacionadas