LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Istock
¿En qué condiciones debes devolver un departamento rentado?

¿En qué condiciones debes devolver un departamento rentado?

Si quieres que te regresen tu depósito, checa estos detalles

21/04/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Muchos sabemos (o por lo menos intuimos), lo que debemos revisar antes de mudarnos a un nuevo departamento, pero pasamos por alto las condiciones en las que tenemos que dejar el departamento que estamos desocupando.  

Vivir en un sitio rentado implica que el espacio no es tuyo y que tienes que regresarlo en las mismas condiciones en que lo recibiste, de lo contrario las reparaciones se descontarán del dinero que dejaste como depósito cuando llegaste.

Algunos inquilinos son súper responsables, pero otros dejan el lugar hecho un desastre. A veces los dueños han vivido tantas experiencias de terror, que se han vuelto muy desconfiados y por eso piden hasta 2 o 3 rentas como depósito, en especial cuando se trata de personas en sus veintitantos.

Para que ese dinero regrese intacto a tus manos, cuando desocupes el departamento debes revisar estos detalles:

1. Limpieza

Una vez que tus cosas están empacadas o incluso fuera del departamento, es hora de hacer limpieza profunda para dejar el lugar impecable. Además de barrer y trapear como acostumbras, debes tallar los pisos, limpiar bien puertas y ventanas, con todo y sus marcos. Pon atención especial a los rincones, clósets y alacenas. Asegúrate de no dejar manchas, cochambre en la cocina, sarro en los grifos, polvo ni telarañas.

2. Pisos y paredes

Además de limpiarlos, debes revisar que las losetas, mosaicos o tablas estén en buenas condiciones, tal como cuando te mudaste. Si te emocionaste poniendo repisas, debes quitarlas y rellenar los huecos con resanador. Si te pusiste creativa y legaste a pintar las paredes de colores o dejaste algunas manchas tendrás que darle una mano de pintura del color original.

3. Instalaciones

Revisa que todo quede tal como el día que llegaste ahí. Checa que las tuberías funcionen bien, que no haya caños tapados, goteras ni fugas de gas, y asegúrate de que cada contacto, enchufe, foco y apagador funcione. Si desde que llegaste había algún desperfecto, esto debe estar asentado en el contrato y debes recordárselo a tu casero para que no te lo cobre.

4. Plagas

Lo más asqueroso que puede hacer alguien es irse de un lugar y dejar atrás una familia de cucarachas, ratones, arañas, hormigas o cualquier bicho. Lo ideal es fumigar y deshacerte de los cadáveres antes de mudarte.

5. Sólo llévate lo que es tuyo

Muchos departamentos se rentan amueblados, con electrodomésticos, cama, sillones, cortinas u otros elementos. Al irte sólo carga con lo que sabes que es tuyo, a menos que hayas llegado a un acuerdo con el dueño para quedarte con algunas cosas. Si te dieron el depa con focos normales y los cambiaste por unos ahorradores o más elegantes, entonces quita los tuyos y deja unos similares a los originales, y lo mismo aplica con las cortinas, lámparas o la tapa del baño. Es de pésimo gusto llevarte cosas que no te pertenecen y que al final pagarás con tu depósito.

Lo más importante es ser considerado y dejar el lugar tal como te gustaría recibirlo si fueras tú quien se muda ahí.

 

Quiérete, Tu vida, Casa

Notas relacionadas