LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Crisis existencial por vivir sola

Podrías padecerla

11/12/2015 | Autor: Judith Lucio
Comparte en:
Mucho se habla de la crisis de la mediana edad, esa que se presenta en las personas de 40 y que es mucho más común en hombres que en mujeres. ¿Pero qué pasa con esa que te da a los #Veintitantos, popular en mujeres que viven solas? 
 

 
Ya sabemos que independizarte tiene muchos beneficios, pero también te da mucho tiempo para pensar y cuestionar varias cosas sobre tu vida, en especial sobre tu presente y el futuro que te espera.
 
Estas son algunos de los pensamientos de la crisis existencial por vivir sola: 
 
1. El sentimiento de inseguridad preguntándote dónde estarás en 1 año o 2, pues apenas sabes dónde estás ahora. 
 

 
2. Darte cuenta de que hay muchas cosas sobre ti que no sabías, mismas que el hecho de vivir sola te ha hecho descubrir.
 
3. Percatarte de que tu círculo de amigos es más pequeño que antes y que te resulta más complicado conocer gente nueva.
 
4. Extrañas la comodidad que te daba ser hija de familia, ir a la escuela y depender económicamente de alguien. 
 

 
5. Haber pasado, al menos, por una ruptura amorosa que te dejó destrozada y saber que tienes que aprender a vivir con eso. 
 
6. Cuestionas si te vas a casar, si tendrás hijos, si vivirás con alguien o, peor, si algún día encontrarás al chico adecuado para ti. 
 
7. Sientes miedo por tu profesión y el crecimiento laboral que puedes llegar a tener, sobre todo, te causa incertidumbre no saber si eres apta para lo que haces.
 

 
8. La preocupación por gastos, pagos, presupuestos y superviviencia incrementan a cada momento. 
 
9. Quisieras volver a los 17 o 18, donde tu vida era simple y divertida. De hecho, extrañas tanto esa época que has pes hacer locuras de niñas de esa edad. 
 

 
Si alguno de estos puntos te pareció familiar o quizás llegan a tu cabeza frecuentemente cuando estás en casa, es probable que pases por la crisis del cuarto de siglo, y a diferencia de las crisis de las otras etapas de la vida, esta es mucho menos difícil, aunque más extraña. 
 
Así que no te sientas triste, decaída, perdida o miserable. Si haces lo que te corresponde y sigues luchando por tu vida de chica independiente, eso de vivir sola atraerá pensamientos positivos y las crisis se alejarán. 
Quiérete, Tu vida, Casa

Notas relacionadas