LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
9 Remedios caseros que sí funcionan según la ciencia

9 Remedios caseros que sí funcionan según la ciencia

Encuentra la solución a tu problema 

28/02/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Todas conocemos infinidad de remedios caseros, pero a veces cuando tenemos un malestar, dudamos de su eficacia. Para que no dudes de los consejos de tu madre la próxima vez, aquí te presentamos nueve remedios caseros que de hecho funcionan, según la ciencia.

 

1. Gárgaras de agua para las enfermedades respiratorias

 

¿Sientes que está a punto de darte gripa? Intenta hacer gárgaras con agua simple. Un estudio con cerca de 400 voluntarios sanos encontró que quienes hicieron gárgaras con agua simple eran menos susceptibles a padecer enfermedades del tracto respiratorio superior, es decir, gripa y resfriado.

 

2. Vinagre y alcohol para prevenir el “oído de nadador”

 

Si después de nadar sientes un tamborileo en el oído, prueba este simple remedio. Sólo combina vinagre con alcohol en gel en partes iguales, vierte una cucharadita en tu oído y deja que se evapore. Esta mezcla está diseñada para evitar que se reproduzca la bacteria y los hongos que causan el llamado “oído de nadador”.

 

3. Jengibre para las náuseas

 

Si eres de las que se marean en los viajes, lleva contigo un par de dulces o té de jengibre. Un estudio comparó la reacción de quienes consumían jengibre contra un grupo al que se le dio un placebo para el mareo y encontró que un sólo gramo de jengibre ayuda a aliviar los malestares causados por movimiento, las náuseas matutinas del embarazo y las causadas por la quimioterapia en pacientes con cáncer. Además, esta raíz también ayuda a aliviar la indigestión y reduce los gases.

 

4. Miel para la tos

 

Si te choca el sabor del jarabe para la tos, esta es tu opción. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la miel como medicamento para la tos en niños. Un estudio publicado en 2012 analizó a 300 niños que habían estado enfermos durante una semana o menos, y encontraron que aquellos que tomaron 10 gramos de miel antes de dormir tenían menos síntomas y dormían más profundo que los que tomaron un placebo.

 

5. Manzanas y zanahorias para blanquear los dientes

 

Además de ser buenísimas para tu organismo, las manzanas y zanahorias pueden darte una sonrisa más blanca, ya que mientras las masticas los pedacitos frotan la superficie de los dientes, ayudando a remover manchas. Las manzanas y fresas además contienen ácido málico, que blanquea el esmalte dental.

 

6. Cinta adhesiva para eliminar verrugas

 

Las verrugas son inofensivos crecimientos de color marrón en la piel, causadas por el virus del papiloma humano (VPH). Ya que son producto de una enfermedad infecciosa, se pueden pasar de una persona a otra a través del contacto físico. Pero hay buenas noticias: un estudio de 2002 encontró que cubrir verrugas con cinta adhesiva plateada (duct tape) era mucho más eficaz para eliminarlas que el método de congelación, ya que la cinta sofocaba la verruga. Sin embargo, los estudios posteriores sobre los tratamientos con cinta adhesiva no han sido tan convincentes. Si quieres intentarlo sólo limpia el área afectada, corta un trozo de cinta plateada más grande que la verruga y pégala sobre la misma. Reemplaza la cinta cada pocos días hasta que la verruga desaparezca.

 

7. Caldo de pollo para el resfriado

 

Aunque los expertos no logran ponerse de acuerdo en la razón para que el caldo de pollo alivie los síntomas del resfriado, sí están seguros de que lo hace. Un estudio para determinar el efecto del caldo en la inflamación (un síntoma común en los resfriados), concluyó que se ralentiza el movimiento de los neutrófilos, los glóbulos blancos que son el sello de la infección aguda. En otras palabras, el caldo parece ayudar a calmar la inflamación que desencadena muchos síntomas de resfriado.

 

8. Vodka para el mal olor en los pies

 

Para acabar con el mal olor, remoja un paño con vodka y frótalo en tus pies. El alcohol es un antiséptico que eliminará las bacterias y hongos que causan olores. Funciona igual con alcohol en gel, inténtalo.

 

9. Hielo para el dolor de cabeza

 

Poner un poco de hielo envuelto en un trapo en la cabeza o en la nuca, puede reducir el dolor de cabeza asociado a la migraña, mientras que el frío ayuda a distraer tu mente de la sensación palpitante en las sienes. En 2013 se realizó un estudio con 50 personas con migrañas, y resultó que quienes usaron un cojín congelado al inicio de la migraña durante 30 minutos aseguraban que su dolor disminuyó significativamente y cuando lo removieron durante 30 minutos, su dolor aumentó.

 

Quiérete, Casa

Notas relacionadas