LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

12 cosas que siempre pasan en las bodas

Seguro te han pasado varias...

19/08/2015 | Autor: Judith Lucio
Comparte en:

Se dice que las bodas son los eventos sociales más divertidos; los invitados están encantados de celebrar el matrimonio de alguien más y dispuestos a gozar hasta altas horas de la madrugada, la música se pone muy versátil y nadie tiene miedo de perder el glamur.
Pero seguramente todas sabemos que hay cosas que sólo se pueden ver únicamente en las bodas, ¿cuáles son?

1. La mayoría de los invitados llega tarde a la ceremonia religiosa, de hecho casi todos se presentan hasta el final para la clásica fotografía y decir que estuvieron ahí desde el inicio.

2. Siempre hay incertidumbre por el lugar que se te asignó en el salón, no siempre las personas con las que toca compartir mesa son los mejores amigos o la mejor compañía para una buena velada.

3. Normalmente las chicas critican los vestidos de las invitadas, incluso si la novia no acertó también será criticada.

4. Las bodas son el lugar ideal para encontrarse con esos familiares que por una u otra razón no son agradables, antes de tomar lugar siempre se visualiza dónde están para alejarse lo más posible de ellos.

5. Siempre en algún lugar, en alguna mesa se escucha la pregunta ¿Qué irán a dar de cenar?

6. Todo mundo bebe tragos a diestra y siniestra, todos se sienten en confianza y las emociones comienzan a salir.

7. Siempre aparece un tío gracioso, pasado de tragos o bastante bailarín con en que en algún momento de la noche te tocará convivir.

8. Después del brindis y el vals, la fiesta toma un tono muy ligero en donde todos olvidan el estilo y comienzan a bailar cual “reunión en casa de la abuela”.

9. Siempre existe una chica (puede que seas tú) miserable y triste, amargada porque la novia en cuestión comienza su matrimonio y ella aún no. Seguramente ya es conocida en todas las bodas por la misma actitud.

10. En todas, sin excepción alguna, el padre de la novia tendrá la cara más desagradable de todas, estará molesto por todo pero al final agradecerá a todos por haber ido al enlace matrimonial de su hija.

11. Alguien, por la razón que sea caerá al suelo, ya sea alguno de los novios, las primas al querer cachar el ramo, una tía pasada de copas o el amigo ebrio que deben sacar cargando.

12. Absolutamente todos los invitados saldrán del recinto con algún recuerdo de la boda, o en su defecto con una botella embriagante, algo de pastel o las flores del centro de mesa.

¿Verdad que recordaste esas bodas a las que has ido? Seguramente has vivido todos los puntos anteriores y ahora te darán más ganas de ir a una boda y que mejor… si no es la tuya.

Quiérete

Notas relacionadas