LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Síntomas de estrés postraumático y qué hacer al respecto

Síntomas de estrés postraumático y qué hacer al respecto

No es lo mismo estar preparada que tener miedo todo el tiempo.

22/09/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Si te espantas cada vez que algo se mueve o escuchas un ruido fuerte, quizá sufras de estrés postraumático, un trastorno que surge tras estar expuesto a un trauma severo, ya sea estar involucrado en actos de violencia o vivir un terremoto y otros desastres naturales. Checa cuáles son los otros síntomas y qué puedes hacer al respecto.

 

También: Cómo superar y auxiliar a personas con crisis nerviosa

 

El trastorno de estrés postraumático es un tipo de ansiedad que ocurre después de experimentar un trauma emocional que implica una amenaza de lesión o de muerte.

De acuerdo con estudios publicados en The American Journal of Psychiatry, los adultos presentan un mayor riesgo de desarrollar reacciones de estrés postraumático crónico y severo, asociadas a la ansiedad crónica y conductas depresivas.

 

Dicho trastorno tiene una serie de síntomas típicos que son desarrollados después del evento. La aparición del desorden no está directamente relacionada con la severidad del factor estresante, ya que no todas las personas reaccionan igual al mismo hecho o les afecta en la misma medida.

También: Alimentos que ayudan a quitar el susto después de un sismo

 

Los síntomas pueden tardar varios días o semanas en aparecer, tras la conmoción inicial del trauma y la pérdida. Incluso quienes resultaron ilesos junto con su familia, amigos, conocidos, y sus viviendas no sufrieron ningún daño, pueden presentar este padecimiento solo por estar expuestos a este tipo de eventos.

De acuerdo con el Dr. en Psiquiatría Irvin Garay, “estos síntomas son normales dentro de las primeras 24 horas posteriores al evento, después de eso hay que estar pendientes, pues si persisten por más de una semana y hasta un mes, se le considera como estrés agudo. Pasado ese período ya podemos hablar de estrés postraumático”.

 

Algunos de los síntomas que debes identificar son:

- Reaccionas a ruidos fuertes o cualquier movimiento con miedo y desesperación

- Revives el evento a cada momento, con angustia y ansiedad (flashbacks).

- Tratas de evitar todo lo que te recuerde al evento (evasión).

- Sientes un dolor de cabeza constante o varios durante el día.

- Falta de apetito o incremento de éste.

- Dolores o tensión musculares (espalda, cuello, hombros, piernas).

- Temblores constantes o intermitentes que pueden ir de leves a severos.

- Tienes la sensación constante de que está temblando.

- Tienes trastornos de sueño como insomnio, pesadillas, dificultad para conciliar el sueño o te despiertas frecuentemente.

- Sentimientos de preocupación, culpa, desorientación o tristeza.

- Sientes que todo el tiempo estás a punto de llorar, pero no puedes.

 

También: Qué hacer si las malas noticias te afectan demasiado

 

Para combatirlo se recomienda:

- Hablar con alguien sobre cómo te sientes y cómo viviste el suceso con familiares, conocidos o un especialista, ya que esto puede ayudar a “liberar” el sentimiento. Si alguien no quiere hablar al respecto, presionarlo para que lo haga resulta contraproducente.

- Hacer ejercicios de relajación como yoga, meditación, saltar, sacudirse o aflojar los músculos para liberar tensión.

- Inhalar y exhalar profundamente.

- Rodearte de familiares y amigos que te hagan sentir segura y acompañada.

- No beber, fumar o tomar café en exceso, así como evitar bebidas alcohólicas.

- Comer adecuadamente.

- Llorar para sacar el sentimiento y sentirte mejor.

- Tratar de retomar la rutina.

- Ayudar a otras personas para no concentrarte en los pensamientos negativos.

- Dormir, para recuperar fuerza y darle un descanso al sistema nervioso.

- Ubicar en casa o en el trabajo un lugar seguro en que te sientas tranquila para ir allí a calmarte cuando sea necesario.

- Armar un plan de prevención para futuros eventos: ubicar lugares seguros, rutas de evacuación, hacer el kit de supervivencia, etc. El solo hecho de saber que estás preparada te hará sentir mejor.

 

Si los síntomas son muy graves o persisten por más de una semana, debes consultar a un especialista en salud mental para evaluar tu caso y tomar las medidas pertinentes.

 

También: Así puedes seguir apoyando a las víctimas del sismo a largo plazo

 

Algunos de los lugares y asociaciones que están ofreciendo servicios de atención gratuita para los afectados por el sismo en México son:

- La UNAM informó que 20 de sus especialistas en psicología saldrían a las calles para ofrecer este tipo de ayuda y puso a disposición del público el número 4161 6041.

- Los Centros de Rehabilitación Integral Teletón (CRIT) de Estado de México, Ciudad de México y Nezahualcóyotl anunciaron a través de sus redes que brindarán atención psicológica, además de primeros auxilios y consultas médicas.

- El Instituto Latinoamericano de Estudios de la Familia ofrecerá este servicio en los teléfonos 5659 0504, 5658 3388 y5554 5611.

- La Asociación Psicoanalítica Mexicana (APM) puso a disposición el número5596 0009, extensión 1.

- El Centro Médico ABC habilitó la línea telefónica 55 1353 4571 para ofrecer apoyo psicológico a las víctimas.

 

 

Quiérete

Notas relacionadas