LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Pensamientos positivos para momentos malos

Formas de pensar para alegrar tu día

17/11/2015 | Autor: Paola Ortiz
Comparte en:
La gran mayoría de las personas identifica a Steve Jobs como el gran creador de Apple. De ese apartado, la mitad sabe su historia a grandes rasgos, y un bajo porcentaje sabe todas las dificultades que Steve tuvo que pasar antes de convertirse en uno de los magnates más importantes del último siglo. 
 
 
Sin embargo, el fallecido ex CEO se caracterizó por tener una mentalidad positiva, por lo que es considerado uno de los grandes líderes de la actualidad.
 
Así como Jobs, cuando te sientas ahogada en un remolino de situaciones negativas o eventos desafortunados, date un minuto, respira profundo y llena tu mente con algunos de los siguientes pensamientos positivos:
 
1. Todo pasa; también los problemas. No existe algo que dure para siempre, esto que sientes ahora va a pasar. 
 

 

 
2. ¿Hay alguna manera en la que yo pueda solucionar esto? Si la hay, llévala a cabo y encierra por un momento el miedo, el rencor y el orgullo –son los principales causantes de los problemas-.  Si en verdad no hay nada que puedas hacer, acepta, supera y…
 
3. Sigue adelante. 
 

 

 
4. Visualiza las metas por las que has trabajado hasta ahora, recuerda por qué empezaste el viaje.
 
5. Recuerda que todas las cosas pasan por algo. Tal vez justo ahora no veas una posible razón lógica, pero calma, te prometo que la hay.
 
6. No estás sola, nadie lo está en realidad. Siempre va a haber alguien que crea en ti y te apoye. Piensa bien en esa persona de tu familia, de tu círculo de amigos o hasta de tus conocidos. Acércate y apóyate en ella.
 

 

 
7. En el mundo existe más belleza que cosas malas, trata de apreciar las cosas como si las estuvieras descubriendo por primera vez. 
 
8. Si no existieran los errores y los problemas entonces no habría nada que pudieras aprender y la vida misma perdería sentido. 
 
9. No es el fin del mundo. 
 

 

 
10. ¿Qué harías si este fuera el último día de tu vida? 
 
Como diría Steve Jobs: "A veces la vida te da en la cabeza con un ladrillo. No pierdas la fe".
Quiérete

Notas relacionadas