LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Mujeres que lloran viendo películas son más fuertes

Mujeres que lloran viendo películas son más fuertes

Tu caja de pañuelos muestra más fortaleza de la que te imaginas.

26/07/2017 | Autor: Azucena Cortez
Comparte en:

 

La mayoría de las mujeres hemos llorado con películas o series, ya sea por un final feliz o uno muy triste, lo que a veces le hace pensar a la gente que es ridículo; sin embargo, la ciencia ha demostrado que más que un sinónimo de debilidad, llorar es realmente lo contrario.

 

 

 

 

 

 

Investigadores de la Universidad de Claremont en California, Estados Unidos, realizaron estudio, el cual consistía en mostrar un video del Hospital Infantil St. Jude a dos grupos participantes.

 

El primer grupo vio el video ‘A’, en el que se mostraba a un padre hablando acerca del cáncer terminal de su hijo; el segundo grupo vio el video ‘B’, donde se mostraba al padre y al hijo visitando un zoológico sin mencionar la enfermedad. 

 

El grupo del video ‘A’ mostró más participación afectiva que el del ‘B’, debido a la estimulación emotivo-sensorial que recibieron.

 

Así se demostró que las mujeres que lloran poseen una gran capacidad para empatizar y ponerse en el lugar del otro, además de tener mayor equilibrio en sus emociones.

 

 

 

 

 

 

Otro estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tilburg en los Países Bajos, comprobó que ver una película triste mejora el estado de ánimo

 

Aquí participaron 60 personas a las que se les pidió vieran una película dramática; después se les preguntó cómo se sentían, descubriendo que las personas solían tener mejor ánimo después de haber llorado. 

 

 

 

 

 

 

Asimismo, a parte de que saber que llorar no tiene nada de malo, hacerlo posee varios beneficios, entre los que están:

 

Autocontrol y autoconocimiento

 

Luego de que controlas tus emociones, aprendes a conocerte a ti misma. Tomas conciencia de lo que te hace feliz o triste, y entiendes mejor cómo funciona tu mente y corazón.

 

 

 

 

Mayor seguridad

 

Al conocerte mejor y permitir que otros te conozcan tal como eres, no necesitas proteger una imagen creada, como aquellas personas que no lloran en público por creer ser más fuertes. Además, no te importa expresar tus sentimientos.

 

 

 

 

Honestidad

 

Al reflejar tus verdaderos sentimientos y mostrarlos, las demás personas te conocen mejor y saben lo que siente tu corazón, por lo que es muy fácil cacharte en alguna mentirilla.

 

 

 

 

 

Y tú, ¿eres del grupo que llora con las películas?

 

 

 

 

Quiérete

Notas relacionadas