LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Cómo empezar una maestría

Cosas a considerar antes de aventarte

23/12/2015 | Autor: Mariana Pérez
Comparte en:
Las mujeres tenemos un deseo de superación por naturaleza, por lo que no nos conformamos con cualquier cosa.
 
Por eso, no es raro que al terminar una licenciatura, queramos ir por lo siguiente: Una maestría. Sin embargo, es importante que tomes en cuenta los siguientes puntos antes de aventurarte, con el fin de que elijas la mejor opción:
 
1. Infórmate
 
Un punto básico para una decisión tan importante. Primero, define en qué te gustaría hacerla; tal vez, desees especializarte en una rama específica de tu carrera o, por qué no, aventurarte a algo que siempre deseaste estudiar. Checa varias opciones y decide cuál es la que mejor se adapta se adapta a tus necesidades.
 

 
2. Considera tus tiempos
 
Puede que para poder costearla, debas trabajar. De ser así, es importante que elijas un programa que no sea de tiempo completo o que sólo implique acudir a clases los fines de semana. Hoy en día, también existe la ventaja de contar con varios programas en línea.
 
3. Compromiso
 
¡Ojo con eso! Una maestría requiere tiempo y dedicación, pues duran, aproximadamente, entre 2 años y 3. Todo está en ti; si realmente quieres hacerla, lo lograrás sin problema.
 
 
 
4. Sacrificio
 
Se oye fuerte, pero tal vez los viernes ya no puedas salir a divertirte con tus amigas por estar haciendo tarea o, cuando llegue el fin de semana, estarás tan agotada que lo único que querrás será dormir en vez de ir al cine con tu chico. Puede que suene como algo difícil de abandonar, pero recuerda que todo es por superarte y que, al final, te beneficiará de gran manera.
 

 
5. ¡Hazlo!
 
Es lo más importante. Muchas veces, tenemos ganas de hacer las cosas, pero no nos decidimos. ¡Es hora de tomar las riendas de tu vida y llegar a donde quieras! 
 
Tú pones tus propios límites. ¡#Quiérete y, si estás convencida, anímate a hacer una maestría!
 
Quiérete

Notas relacionadas