LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
10 Síntomas físicos de que el estrés te está enfermando

10 Síntomas físicos de que el estrés te está enfermando

Que te tiemble un ojo no es el principal síntoma, seguro tienes otros y no te has dado cuenta.

27/11/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Estamos tan acostumbradas al estrés de la vida diaria que a veces algunos síntomas físicos pasan desapercibidos y no nos damos cuenta de que nos está enfermando.

 

También: El estrés podría ser la causa de tu mal olor 

 

Si tienes alguno de los siguientes síntomas, puede ser porque el estrés está enfermándote:

 

1. Dolor de cabeza constante. El estrés es capaz de cambiar la presión cardíaca y con ella la salud de los nervios y vasos sanguíneos que alimentan el cerebro. Si estamos bajo mucha presión, en algún momento nuestra cabeza va a pedir que nos relajemos.

 

2. Cambios de peso repentinos. El estrés también hace que nuestro cuerpo libere una hormona llamada cortisol, la cual entre otras tantas propiedades, hace que seamos menos eficientes para procesar los azúcares y metabolizar las grasas y los carbohidratos.

 

3. Menos deseo sexual. También se debe al exceso de cortisol que hace que disminuya la producción de hormonas que aumentan el libido.

 

Testimonio: Así se vive un colapso por estrés 

 

4. Fuerte dolor de estómago. El estrés puede afectar de forma negativa el funcionamiento de nuestro sistema gastrointestinal. De hecho, al elevar nuestra producción de ácido digestivo nos provoca acidez, lo que causa dolor, diarrea, inflamación del colón y, por supuesto, más estrés.

 

5. Acné. Aunque es un problema de adolescentes, el estrés puede traerlo de regreso, ya que hace que nuestro sistema libere gran cantidad de hormonas, y éstas son durante nuestra adolescencia las causantes de la aparición del molesto acné.

 

6. Resfriados constantes. El estrés inhibe la capacidad de nuestro sistema inmune de combatir infecciones, por eso cuando estamos bajo altos niveles de presión tendemos a enfermar, ya que el cuerpo literalmente se distrae y las bacterias hacen lo que quieren.

 

7. Menstruación irregular. Los altos niveles de estrés provocan desequilibrio homonal haciendo que tus períodos sean inconstantes e irregulares.

 

También: 7 Señales de que te urge ir al ginecólogo 

 

8. Falta de concentración extrema. De acuerdo con los expertos el exceso de cortisol en nuestro sistema hace que para nuestro cerebro sea mucho más difícil concentrase en tareas específicas.

 

9. Caída excesiva de cabello. El exceso de estrés acelera el sistema natural que tiene nuestro cuerpo para reemplazar los folículos. Sin embargo, aunque nuestro cabello se caerá más, el cuerpo no tendrá la energía suficiente para reemplazarlo.

 

10. Ampollas inesperadas. Si descubres que de repente tu cuerpo se encuentra cubierto con ampollas, el estrés podría ser la causa. Cuando el cuerpo está sometido a una tensión excesiva el sistema inmune enloquece y empieza a liberar histamina para solucionar el problema. Las ampollas son básicamente una reacción alérgica al exceso de histamina.

 

Paso a paso: Respiración profunda para eliminar estrés 

 

Si te identificaste con alguna de las señales quizá sea momento de hacer una pausa o encontrar la forma de relajarte, antes de que tu cuerpo sufra más. 

 

 

 

 


Notas relacionadas