LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Inteligencia emocional - Parte 2

10 señales de que saboteas tu propia vida. Inteligencia emocional - Parte 2

Cuando te dicen que el problema es tu actitud, quizá estén en lo correcto pero no quieres aceptarlo.

31/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Como ya sabes, la Inteligencia Emocional (EQ) es ese “algo” intangible que afecta cómo nos comportamos y cómo tomamos decisiones.

 

Estresarte fácilmente, tener vocabulario limitado o guardar rencor son acciones que no sólo muestran una mala actitud sino que también no nos permiten seguir adelante

 

Estos son otros errores que, a nivel personal, tampoco te dejan crecer.

 

 

Conoce las primeras 5 señales aquí.

 

 

6. No olvidas los errores

 

Las personas emocionalmente inteligentes se distancian de sus errores sin olvidarlos, así son capaces de hacer ajustes para mejorar en el futuro. Vivir recordando tus errores te hace más ansiosa y tímida, mientras que olvidarlos te hace más propensa a repetirlos. La clave está en transformarlos en lecciones. 

 

7. Te sientes incomprendida

 

Eso pasa porque no envías tu mensaje de forma que la gente pueda entender. Las personas con alta inteligencia emocional saben cuando la gente no capta lo que están diciendo y ajustan su idea para comunicarla mejor. 

 

 

 

 

8. No conoces tus detonadores

 

Todo el mundo tiene ciertos detonantes, situaciones o personas que te hacen actuar impulsivamente. Lo ideal es ubicar bien tus detonadores para evitarlos u obtener lo mejor de ellos.

 

9. Culpas a otros de tus sentimientos

 

Las emociones vienen de adentro, así que por más tentador que sea atribuirlas a las acciones de los demás, debes asumir la responsabilidad y saber que nadie puede hacer que sientas algo que no quieres. 

 

10. Nunca te enojas

 

La inteligencia emocional no es sinónimo de ser agradable todo el tiempo, por el contrario, implica manejar tus emociones para lograr mejores resultados. A veces esto significa mostrarle a la gente que estás molesto, triste o frustrado. Esconder tus emociones y mostrarte siempre feliz y positiva no es genuino ni productivo. Lo mejor es mostrar tus emociones negativas y positivas de una forma respetuosa en las situaciones apropiadas.

 

 

 

 

Además... 11. Te ofendes fácilmente

 

Si sabes quién eres y estás segura de lo que haces, es difícil que alguien logre ofenderte. Las personas emocionalmente inteligentes son seguras de sí mismas y de mente abierta, incluso pueden burlarse de sí mismas o dejar que otras personas hagan bromas sobre ellas, ya que son capaces de trazar la línea entre el humor y la degradación.

 

 

A diferencia de tu IQ, el EQ es altamente maleable, sólo debes practicar repetidamente nuevos comportamientos emocionalmente inteligentes y construir los caminos necesarios para convertirlos en hábitos.

 

A medida que su cerebro refuerza el uso de estos nuevos comportamientos, las conexiones que apoyan viejos comportamientos destructivos mueren. En poco tiempo comenzarás a responder a tu entorno con más inteligencia emocional sin darte cuenta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Quiérete

Notas relacionadas