skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Posiciones sexuales perfectas para estimular el punto G

Posiciones sexuales perfectas para estimular el punto G

Llegar al orgasmo será el mayor de tus recompensas.

29/01/2019 | Autor: Dayana Alvino
Comparte en:

Todas las personas sabemos que podemos tener la mejor sesión de sexo de nuestras vidas si nos atrevemos a explorar nuestro cuerpo y qué mejor que aplicar esto para el famoso punto G.

Si bien, de acuerdo con la educadora sexual Alix Fox, los científicos aún no se ponen de acuerdo en si el punto G existe como una estructura anatómica real o si simplemente es una zona especialmente sensible para muchas mujeres, lo que sí saben es que estimularlo produce mucho placer y ocasionar grandes orgasmos.

Pero, ¿cómo estimular el punto G? Jill Hamilton, autora del blog ‘In Bed With Married Women’, afirma que las siguientes posiciones sexuales son perfectas para eso.

La exploración

Recuéstate en una postura cómoda y abre las piernas. Dile a tu pareja que deslice un dedo dentro de tu vagina para localizar el punto elevado de aproximadamente dos pulgadas. Una vez ahí, que presione y acaricie la zona con un movimiento de “ven aquí” al tiempo que estimula tu clítoris.

El empujador

Para que tengas un buen ángulo, acuéstate boca arriba con las piernas juntas o cruzadas. Tu pareja debe colocarse encima de ti, manteniéndose de rodillas y erguido, y penetrarte. En lugar de empujar duro, tiene que entrar superficialmente (sólo para alcanzar y estimular en punto G).

 

 

 

Misionero femenino

Colóquense en la posición tradicional del Misionero, pero está vez tú tienes que estar arriba. Levántate sobre tus brazos y coloca tus piernas entre las suyas. Tu pareja debe penetrarte con un dedo o con su miembro, tú puedes deslizarte contra él mientras disfrutas del control.

El uso de la fuerza

Tu pareja debe hincarse con las piernas abiertas y recargándose hacia atrás con la ayuda de una mano. Tú, colócate encima de él, permitiendo la penetración, y apóyate también hacia atrás con la ayuda de tus manos. Mientras entra y sale, él debe estimular tu clítoris con su otra mano.

Quizá algunas de estas posiciones no les salgan a la primera vez, pero recuerda que la practica hace al maestro.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Pasión y Sexo, Sexualidad

Notas relacionadas