skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Lo que nadie te dice de hacer un trío sexual

Lo que nadie te dice de hacer un trío sexual

Hay cosas que nadie nos dice sobre la experiencia de un ‘threesome’...

01/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Sin duda, hacer un trío sexual es una de las fantasías más recurrentes para cualquier persona, hay quienes lo llevan a la realidad y otros que prefieren que sólo ocurra en su mente. Pero, más allá de romper tabúes y la carga erótica, hay cosas que nadie nos dice sobre la experiencia de un ‘threesome’.

Si estás pensando en hacer lo, checa estos consejos para disfrutar un trío y sigue leyendo para enterarte de esas cosas que pasan y que pocos comentan.

1. Es complicado hacer que suceda

Para tener la experiencia del sexo entre tres, hay dos caminos principales: planearlo o improvisarlo. Si es planeado surgen dudas, por ejemplo, cómo y a quién decirle, ¿se lo pides directo?, ¿le coqueteas y se lo insinúas?, ¿y si se ofende y no te vuelve a hablar? La otra opción es dejar que pase, quizá en una fiesta los tres se quedaron hasta tarde y al calor de la copas puede iniciar la acción. Sin embargo, ese primer paso para incluir a un tercero en la pasión es riesgoso e implica superar el miedo al rechazo. 

2. Nadie sabe qué hacer

Una vez que están ahí, desnudos, ninguno sabrá exactamente qué hacer o con quién, a menos que alguno sea un experto en tríos. Tal vez lo intuyan gracias al porno que han visto, pero habrá momentos en que se quedarán congelados, mirándose de forma incómoda hasta que alguien haga un movimiento o diga algo como: “¿Y si te pones acá, y yo aquí y él así?”. Si hay suficiente comunicación, las miradas y un par de movimientos bastarán para guiar la acción. Una vez superada la incomodidad, todo fluirá natural y será más placentero. 

3. Puede ser más gracioso que excitante

Ante la incomodidad, la inseguridad y la falta de experiencia, pueden ocurrir situaciones muy extrañas, convirtiendo la experiencia en algo más divertido que sexual. Si eso ocurre pueden pasar varias cosas: superar el momento y continuar, o reírse hasta el cansancio y dejarlo para otra ocasión.

4. El contacto visual será incómodo

Todo depende del nivel vínculo entre los participantes, pero en general será difícil ver a los ojos a tu pareja mientras alguno está teniendo sexo con otra persona, o mirar a la chica que le está dando sexo oral a tu novio, o si tu eres la consentida entre dos hombres heterosexuales, se sentirán incómodos al cruzar miradas. Verse a los ojos los hace conscientes de los que están haciendo, y so puede ser perturbador.

 

5. Habrá celos

No importa si eres parte de una pareja, la invitada especial o si no hay una relación entre ustedes, los celos se harán presentes. De pronto será evidente que dos personas disfrutan más teniendo sexo entre sí, lo que será un tanto molesto para el tercer participante. En teoría, la experiencia debería estar libre de cualquier idea negativa, pero en la práctica es inevitable que alguno sienta un poco de envidia.

 

6. Se puede convertir en una competencia

Cuando se trata de dos chicas hetero con un hombre, o dos hombres hetero con una mujer, es normal que ambos se enfoquen en darle placer a quien queda en el “centro”, convirtiendo el trío en una competencia para ver quién es mejor amante. Sin embargo, cuando los tres interactúan por igual todo fluye mejor y se concentran más en el placer que en el ego.

7. Surgirán inseguridades

No solo respecto al físico, también sobre tu relación con uno o los dos participantes y tu toma de decisiones. ¿Habrá sido un error?, ¿y si me corta por esto?, ¿y si ya no me quiere volver a ver?, ¿qué va a pensar de mí? Todas esas dudas pasarán por tu cabeza en el momento y quizá quedarse ahí durante días. Mientras sepas que fue una decisión libre y consiente por parte de los tres, no debes angustiarte.

 

8. Tampoco sabrán qué hacer al final

Una vez que termina la acción, ninguno sabrá qué procede: si deben quedarse juntos o no, quién abraza a quién, si deben platicar sobre lo que pasó o mejor se quedan callados, y la más fuerte: ¿se repetirá? Es inevitable pensar en las consecuencias que puede traer un trío sexual, pero si ya las evaluaste antes de lanzarte, debes estar preparada para varios escenarios.

 

Como cualquier práctica sexual, el placer que obtengan dependerá de la comunicación y el respeto. Es muy importante marcar reglas claras y límites, y no transgredirlos. 

 

 

Pasión y Sexo, Sexualidad

Notas relacionadas