skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
zonas erogenas mujeres

Zonas erógenas de las mujeres y cómo hacerlas explotar de placer

¡Explóralas!

25/02/2020 | Autor: @20s
Comparte en:

Para que los juegos previos sean una herramienta verdaderamente útil, tenemos que echar mano de nuestros conocimientos de anatomía, pues existen diferentes puntos de nuestro cuerpo que son altamente sensibles a los estímulos del tacto, y esta regla aplica tanto para mujeres como para hombres.

Es por eso que aquí te presentamos las zona erógenas de las mujeres para que tu chico juegue con ellas. Guiño-guiño.

 

Pies

Los pies tienen muchas terminaciones nerviosas, algo que los vuelve altamente sensibles, y más para nosotras porque un masaje en ellos puede interpretarse desde un rato de descanso hasta una invitación al sexo.

Excítalos: tu chico deberá chuparte los dedos, uno por uno, ser lascivo con su lengua; rodearlos, succionarlos, como si se tratara de tu clítoris. Después con un aceite para masaje o crema para el cuerpo, haz que te frote primero los dedos y después que deslice sus caricias hasta el talón. Las caricias deben realizarse con mucha presión, o sólo te ocasionarán cosquillas.

Tobillos

Su connotación sexual es tan alta, que su sola presencia llega a arrebatar uno que otro suspiro. Excítalos: coloca tus tobillos encima de los hombros de tu pareja y dile que te los frote con masajes fuertes. También se “prenden” con besos que recorran toda su circunferencia.

Detrás de las rodillas

Al ser un punto de pulso, se convierte en un área muy sensible, además de ser una zona insinuante y sensual.

Excítala: un par de besos ahí y tendrás que tener cuidado de no sucumbir a los deseos de tu galán, porque te pondrás súper hot. La técnica debe incluir besos y lamidas suaves por todo el área. Y no olvides, las caricias deben ser muy suaves porque esta zona no responde ante los acicalamientos bruscos.

Muslos

Es más sensible la parte interna que la externa, tal vez porque es una zona más íntima.

Excítalos: las caricias sobre ellos pueden ser a través de los dedos o los labios (pero  sin mordiscos).

Abdomen

La partes laterales del vientre o abdomen son bastante sensibles, incluso al grado de que a veces cuando alguien nos agarra esa zona nos provoca cosquillas.

Excítalo: tu chico puede besar de lado a otro y de forma espontánea.

 

 

Lee también: 12 zonas erógenas de los hombres que pueden explorar

Ombligo

El ombligo de la mujer es prácticamente un símbolo sexual.

Excítalo: haz que él pase su lengua alrededor de él y deja que lo frote suavemente con la punta de su nariz.

Glúteos

Éstos poseen muchas terminaciones nerviosas que se estimulan fácilmente con suaves palmaditas o fricciones.

Área genital

  • Perineo. Es el área situada entre la vagina y el ano, y también posee muchas terminaciones nerviosas, pero aun así tendemos a descuidarlo.

 

Excítalo: puedes masajear la zona, pero debe ser vigoroso para lograr que te excites.

  • Labios mayores y menores. Ambos responden a los estímulos de muy buena manera. Excítalos: muéstrale a tu amante cómo masajear los dos al mismo tiempo, frotándolos entre sí.
  • El clítoris es la parte sexual más sensible de la mujer. ¿Sabías que este diminuto interruptor del placer posee xxx número de terminaciones nerviosas? ¡Con razón!

Excítalo: el secreto para una estimulación correcta radica en hacerlo con suavidad, destreza y despacio. Puede ser por medio de los dedos o con su pene, pero no olvides la lubricación. En cuanto al tipo de caricias existen dos tipos principales de movimiento, el circular y el vibratorio, y el ritmo de éstas debe variar, ir de suaves a rápidas y mantenerlas constantes cuando estés a punto del orgasmo.

Espalda

Excítala: La espalda puede hacernos volar recibiendo lamidas, besos y caricias suaves o rápidas y momentáneas. Te encantarán las caricias que apenas rocen tu piel.  

Manos

Disfrutan de un buen masaje, sobre todo si los frotamientos son en las palmas de las manos.

Excítalas: sin embargo, los dedos tienen una carga erótica muy fuerte, por eso pídele a él que te los chupe o succione uno por uno.

Boca

Es altamente erógena porque se parece mucho, en su constitución, a tu vagina. Según el Tantra, el labio superior de la mujer está conectado al clítoris a través del sistema nervioso.

Excítala: para besar bien, debes relajar los músculos de la boca, lengua y  rostro. Pásale el tip a tu chico y dile que se tome su tiempo para explorar tus labios.

Cuello

Esta zona es una de las que más disfrutamos estimular durante los preliminares, de hecho es un detonante de placer supremo.

Excítalo: puedes estimularlo con besos, caricias y hasta mordiscos. Pero ¡aguas! con los chupetones, eh.

Lóbulo de la oreja

Excítalo: los susurros al oído y los mordiscos o succiones en los lóbulos pueden hacernos ver estrellitas.

Pasión y Sexo, Sexperta

Notas relacionadas