skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Unsplash
primera vez en un motel hotel

¿Tu primera vez en un motel? Esto es lo que necesitas saber

¿Eres primeriza en el mundo de las “cinco letras”? ¡No te pongas nerviosa! Te damos toda la información que requieres, así como los mandamientos de tu primera vez en un motel. Si los sigues, nada puede salir mal.

14/02/2020 | Autor: @20s
Comparte en:

Aceptar ir a un hotel de paso, sea con tu novio o con un free, no es cosa fácil, sobre todo si es tu primera vez. En ocasiones los nervios comienzan a acosarte y las dudas a salir a flote: cómo es, qué tengo que hacer, qué pasa si me encuentro a alguien conocido... ¡No te atormentes! Relájate, sigue estos consejos y disfruta la experiencia al máximo.

primera vez motel

 

 

LOS SEIS MANDAMIENTOS

1.  Irás a uno lejos de la casa de tus padres

No significa que tengas que salir de la ciudad, pero sí que esté ubicado a una distancia cómoda, relativamente cerca de tu trabajo o escuela, pero a una distancia prudente de los lugares donde se mueva tu familia, ya que puedes llegar a sentirte paranoica de encontrarte a alguien y lo que menos deseas es preocupación.

2.  Investigarás antes sobre el motel

Si la visita ya la tienes súper planeada, averigua a cerca de los moteles que hay en tu ciudad, así tendrás información de antemano sobre los servicios que brindan, los tipos de habitaciones y las opiniones de otras personas que hayan visitado el lugar. Si es posible pregunta a tus amigas que acostumbren ir, qué mejor que tener una recomendación de primera mano.

3.  Elegirás uno de calidad

Este punto es muy importante, ya que algunas veces por pena a hacer gastar a nuestro galán nos vale que el hotel no cumpla con nuestras expectativas. Pero si es muy barato puede traducirse en poca privacidad, cero seguridad e higiene de miedo. Antepón siempre tu comodidad y privacidad, y si esto se traduce en unos pesos más, no temas, la discreción es fundamental.

4.  Llevarás efectivo

Aunque él te haya invitado y hayan acordado que pagaría todo siempre es recomendable llevar dinero. Hay muchos moteles que también aceptan tarjeta, pero no todos lo hacen, además de que lo que menos deseas es tener interacción con otras personas o que vayan a tener problemas con la terminal. En caso de que él pase por algún apuro económico ahí estarás tú para salvarle la vida.

5. Te prepararás física y mentalmente

Muchas veces por los nervios se nos olvidan detalles que a la mera hora resultan importantes, como llevar cepillo o maquillaje, o si quieren ponerse romanticones, una botella de vino o algo de comer, pues es mejor que lo compren desde antes, ya que dentro del hotel las cosas suelen ser caras, es mejor no hacer gastos innecesarios.

6. Disfrutarás al máximo

Parece una obviedad, pero no lo es. Si vas a un motel es porque estás dispuesta a divertirte y disfrutar. Hay tiempo para todo, para ver una película, platicar, discutir... ir a un cinco letras significa que deseas experimentar y disfrutar de tu sexualidad, ¡hazlo! Claro, no significa que si a la mera hora te arrepientes lo tengas que hacer porque ya estás ahí, pero piensa bien antes de aventurarte, llévalo a cabo con responsabilidad y diviértete mucho, que para eso se hicieron.

hotel 14 de febrero

 

TODO SOBRE LOS 5 LETRAS

Si desconoces la dinámica de estos lugares especializados en el placer de hombres y mujeres, te decimos cómo es, para que no vayas en blanco.

+ Tipos de cuartos

Generalmente hay de dos tipos:

Villas

El precio es un poco más alto, pero vale la pena porque tienen mayor privacidad.

Así funciona: Llegan en el auto y en la entrada hay una caseta o una persona que se encarga de cobrarles y les asigna la villa. Es como si fuera un pequeño departamento, ya que es independiente y tiene estacionamiento privado, el cual está ubicado en la planta baja y cuenta con cortina eléctrica para que nadie vea el coche. Ahí mismo están las escaleras que los llevarán al primer piso donde se encuentra su habitación.

Habitaciones

Generalmente son más económicas, pero representan menos privacidad.

Así funciona: Estacionan el coche en un aparcamiento normal y entran a la recepción para pedir un cuarto, como en un hotel cualquiera. Les entregan las llaves y caminan por el lobby hasta encontrar la habitación. Con este proceso quedan más expuestos y hay más posibilidad de encontrarse conocidos lo que puede resultar incómodo. Si esto sucede, actúa lo más natural posible. Y si llegan en taxi, o si de plano las villas se encuentran llenas.  

Paso a pasito

1. Llegada. Un persona a la entrada les preguntará qué tipo de habitación desean (estándar, con jacuzzi, con alberca son las más comunes). En algunos moteles ya están a la vanguardia tecnológica y solo hay una bocina como tipo comida rápida.

2. Elige habitación. De acuerdo a tu presupuesto, tiempo e intereses. Ahí mismo se realiza el pago.

3. En la habitación. Una vez asignada la villa, estacionan el coche. No te bajes del carro hasta que él se baje y cierre la cortina eléctrica, para que te sientas más incómoda.

4. Revisión. Una vez dentro de la habitación checa que todo esté en orden y que funcione. Si hay algo en malas condiciones repórtalo, si todo funciona, relájate y, ahora sí, ¡a disfrutar!

5. La salida. Ya que le dieron vuelo a la hilacha y decidan dejar la habitación, marquen a recepción y avisen que realizarán el check out. Cuando salgan, una persona de seguridad revisa que la habitación esté en orden mientras ustedes esperan en el auto. Avisan por radio que todo está bien y les permiten la salida.

Notas relacionadas