skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Técnicas de masturbación

Técnicas para masturbarte y llegar al orgasmo

Comienza a “instruirte” en las artes amatorias contigo misma

27/04/2020 | Autor: @20s
Comparte en:

Se puede perdonar que no seas experta en sistemas computacionales, en biología molecular, en la bioquímica de los alimentos, etc., pero en lo que de plano no puedes darte ese lujo es en no ser experta en ti misma, en tus sensaciones, tus deseos, y mucho menos en TU PLACER SEXUAL… Por eso el autoerotismo es básico en la vida de toda chica Veintitantos que se precie de tener una sexualidad sana.

Así que no se diga más y comienza a “instruirte” en las artes amatorias contigo misma, una vez que pases por éstas ya podrá venir lo que quieras.

 

Anota estas técnicas y ¡repásalas!

1. La mejor forma de masturbación femenina es la estimulación directa del clítoris con los dedos, pero antes asegúrate de...

2. Estar lubricada.

3. Calentar motores acariciando tus pezones a la vez que se presionas el pubis con movimientos hacia arriba y hacia abajo.

4. Masturbarte en diferentes posturas, conocerás las que facilitan más tu placer y las que lo entorpecen.

5. Observarte en un espejo grande para que veas toda la escena.

 

Lee también: Consejos para que tu pareja te haga el mejor sexo oral

6. Decirte cosas que te exciten.

7. Tocar tus glúteos, también puede levantar tu deseo sexual.

8. Estimular los labios menores e intercala movimientos rotatorios o de frotación con pequeños golpecitos o incluso pellizcos en el clítoris, sujetándolo entre dos dedos.

9. Haz movimientos vibratorios en tu clítoris-

10. Acariciar los senos, la parte interior de los muslos, o las manos puede resultar tan placentero para algunas mujeres como estimular directamente el clítoris.

11. Cambia la presión que ejerzas sobre tu botón orgásmico, comienza despacio y auméntala cuando sientas que se acerca tu orgasmo. (La masturbación te da una ventaja porque los hombres no suelen estar conscientes de la presión constante imprescindible en nuestro climax, por eso que cuando tú la domines podrás indicarle exactamente cuánta y cómo quieres dicha presión).

Las mejores posturas son: tumbada de espaldas con las piernas abiertas o sentada en una silla con las piernas juntas acariciándote sin desvestirte. 

12. La presión del agua de la regadera puede ser muy estimulante.

13. Cuando estés a punto de llegar al orgasmo, introduce los dedos en la vagina para notar las contracciones de sus músculos puede incrementar la sensación de placer.

 

Si aún no te sientes cómoda masturbándote y te es difícil alcanzar el orgasmo, o quieres tener orgasmos múltiples sigue esta técnica oriental de respiración, que te ayudará a relajarte y excitarte: “cuando exhalas se expulsa el miedo y cuando inhalas te centras en las sensaciones placenteras del cuerpo enviándoles aire. Cuando se acerque tu orgasmo practica esta respiración para superar las inhibiciones que puedan reprimirlo”, Eleanor McKenzi, Kamasutra de la mujer.

Pasión y Sexo, Sexperta

Notas relacionadas