skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Hentai

Hentai, ¿una opción para ver porno sin contribuir a la explotación sexual?

Este género tiene sus pros y contras, y genera muchísima controversia, ¡conócelo!

11/03/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Una de las grandes polémicas sobre la pornografía es que ésta contribuye a la explotación sexual, principalmente de las mujeres. Por eso, muchas personas ven el Hentai como una opción para seguir disfrutando de placer que les causa el porno, sin contribuir a este problema. Por supuesto, tal afirmación no está libre de polémica.

La palabra Hentai, de origen japonés, quiere decir “pervertido” o “perversión”. Se trata de una categoría dentro del manga (cómics) y el anime (dibujos animados), específicamente con contenido erótico o pornográfico.

 

En declaraciones para EFE, La profesora Natsumi Ikoma, del Centro de Estudios de Género de la Universidad Cristiana Internacional de Tokio, señaló que el Hentai “es la principal fuente de educación sexual para los jóvenes en Japón”, pues se trata de un país altamente conservador.

La cantidad de actividad sexual plasmada en el Hentai puede variar enormemente, así como el tipo de actos sexuales y los personajes implicados, pues al ser figuras de ficción hay muy pocas restricciones.

Existen tres categorías principales en el mundo del manga o anime erótico:

- Het: Específicamente sexo heterosexual

- Yaoi: Relaciones homosexuales masculinas

- Yuri: Interacciones sexuales lésbicas

 

El Hentai está dirigido especialmente para hombres, pero esto no significa que las mujeres no puedan consumirlo. A pesar de los tabús, muchas chicas disfrutan este tipo de porno tanto como el de personas reales.

Este género es una forma de dar rienda suelta a las fantasías más extravagantes. Nos han enseñado que hay cosas que no deberían gustarnos o excitarnos, y es mejor reprimirnos. Por eso muchas personas toman el Hentai como una forma de darle salida a esos impulsos de una forma inofensiva, pues al final son solo dibujos.

Hay quienes afirman que con sumir Hentai es una manera de rebelarse contra la industria porno tradicional, la cual está contaminada por casos de abuso, explotación y hasta esclavitud sexual. No obstante, por más hardcore que sean las situaciones que se presenten en este género, existe la garantía de que no hay víctimas reales.

 

La polémica está en que muchos consideran que el Hentai incita a la violencia y promueve prácticas sexuales totalmente inaceptables, como la violación, la pedofilia y la zoofilia, al presentar personajes de apariencia muy infantil o animalizada, así como tramas de sexo no consentido.

Otra queja constante es la representación de las mujeres en el Hentai. Ya que está hecho para un público masculino, las chicas a menudo son mostradas como simples objetos sexuales: tontas, pervertidas y carentes de voluntad.

Mira también: Sitios para ver películas eróticas feministas de forma segura

Cada quien es responsable de lo que consume en el mundo del porno. Hay quienes se sienten más cómodos con la idea de que al ver Hentai no están contribuyendo a que una persona sea humillada ante la cámara. Para otros resulta igual de dañino a nivel psicológico y social como cualquier otro tipo de material triple X.

Y tú, ¿qué opinas?  

Pasión y Sexo, Sexperta

Notas relacionadas