skin
skin

VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
¿Es malo tener sexo antes de hacer ejercicio?

¿Es malo tener sexo antes de hacer ejercicio?

Se cree que echar pasión puede afectar tu rendimiento fitness, pero ¿será verdad o solo un mito? 

20/08/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Mucho se ha dicho que tener sexo antes de un entrenamiento físico afecta el rendimiento. Si lo pensamos podría tener sentido, pero, ¿en verdad es malo echar pasión antes de hacer ejercicio? Los expertos ya tienen una respuesta.

Un estudio de la Universidad McGill de Montreal, Canadá, y el Centre for Clinical Epidemiology and Community Studies, sobre los efectos del sexo en el rendimiento físico de una persona deportista, concluyó que en realidad la intimidad no agota de modo significativo a los atletas.

Los hallazgos de la investigación señalan que durante una sesión de sexo promedio apenas se queman las mismas calorías que cuando subes dos tramos de escaleras.

 

 

Existe el mito (que tiene su parte de verdad) de que los entrenadores deportivos prohíben a los atletas tener relaciones sexuales antes de ejercitar o ir a cualquier competencia. Y tienen buenas razones para hacerlo, pero no tienen nada que ver con su rendimiento.

De acuerdo al sexólogo Fernando Rosero, entrevistado por el portal KienyKe.com, el acto sexual no consume tanta energía como para que un deportista constante pierda el ritmo. Incluso reconoció que el sexo favorece el desempeño, ya que ayuda a aliviar la tensión, relajarse y liberar hormonas como la testosterona.

La testosterona estimula el cuerpo para realizar cualquier tipo de ejercicio, dado que le da más resistencia, fuerza y hasta contribuye a tonificar los músculos.

“El tema de prohibir las relaciones sexuales está más asociado al tema psicológico y motivacional, generalmente una persona que está pensando en tener relaciones sexuales lo hace desconcentrarse de su objetivo que en este caso es rendir”, señaló Rosero para el mismo medio.

 

El especialista explicó que tener intimidad provoca que los atletas se desvelen o duerman de más (la siestecita postcoito, por ejemplo), gasten tiempo que quizá deberían ocupar en entrenar y hasta cambien sus hábitos, en especial los alimenticios, porque a cualquiera se le antoja un snack después del encuentro, ¿o no?

Mira también: Así puedes llegar al orgasmo haciendo ejercicio

En conclusión, tener sexo antes de hacer ejercicio no afectará tu desempeño físico, y hasta puede ser recomendable. Sin embargo, no debes permitir que todo lo que rodea el encuentro sexual se interponga entre tú y tus metas fitness: trasnochadas, cenas románticas, botanas de media noche, siestas a deshoras, etc.

¡Sí puedes rendir como atleta dentro y fuera de la cama! ¿Ya se te antojó “calentar”?

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas