skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Dale placer con tus manos

Te decimos cómo llevarlo al máximo

25/08/2015 | Autor: Redacción
Comparte en:

Hay muchas teorías acerca de lo que les gusta a los hombres en la cama, pero hay algo claro, y es que la masturbación está siempre en el top cinco de las técnicas sexuales más deseadas.

Si alguna vez te has preguntado cómo masturbar a un hombre para que disfrute como nunca, te lo ponemos fácil:

Se espontánea

Lo mejor de la masturbación es que es fácil de llevar a cabo en cualquier momento y lugar. Por ello le hace ser la técnica perfecta en las situaciones en las que es necesaria una rápida respuesta. Es decir, en aquéllas en las que quieras consentir a tu pareja dándole placer instantáneo. Puedes hacerlo casi en cualquier lugar...

Comienza despacito

Acaricia levemente sus muslos y abre poco a poco la cremallera de su pantalón. Si no hace nada para detenerte, significa que le gusta... ¡no te detengas!

Agárralo

No es necesario utilizar los cinco dedos, de hecho tener de dedos libres, por ejemplo mientras con tres dedos agarras la parte de arriba, con los dos inferiores puedes acaricir los testículos. De esta manera tu pareja sentirá más el contacto contigo. No lo olvides, el mejor placer manual, como el sexo en general, no se centra únicamente alrededor del pene.

A la mayoría de los hombres les gusta sentir presión durante la masturbación, pero recuerda que tienes entre las manos una de las partes más sensibles del cuerpo, así que no te pases con la fuerza. Si no estás del todo segura en cuánta presión aplicar, utiliza distintas técnicas de agarre y observa la reacción. O, todavía más fácil, pregúntale si quiere que se lo hagas más fuerte o más suave.

No pierdas el ritmo

Mueve la mano con un movimiento constante hasta que notes cómo le gusta. Empieza con un lento y suave movimiento, cambia el ritmo y hazlo un poco más rápido, pero no demasiado, a menos que veas que a él le gusta.

Muchos hombres, prefiere un movimiento más fuerte cuanto más alejada del cuerpo está la mano, y más suave cuando se acerca a la raíz del pene. Sin embargo, puedes causar dolor si estiras demasiado la piel.

Utiliza las dos manos

Si quieres ser una profesional del arte manual, debes explotar tus capacidades multitarea. Presta atención a sus testículos, acariciar y masajear los testículos puede llevar a tu pareja a un orgasmo muy intenso. Recuerda: un ritmo constante es la clave para hacer que tu chico llegue al orgasmo y hacerle gritar de placer.

Lubricante

Todo aquello que reduzca la fricción entre tus manos y su pene debe ser considerado. Utilizar aceite o lubricante reducirá cualquier molestia que tu chico pueda sentir y aumentarás el deseo y las ganas de jugar. Si optas por lubricar su pene con gel o aceite, lograrás que tus movimientos sean más intensos y agradables, mayor sensibilidad y menor esfuerzo con mejores resultados.

No tengas miedo, pregúntale cómo le gustaría que lo masturbaras, que hable sucio puede ser muy estimulante para ambos.

AQ

Pasión y Sexo, Sexperta

Notas relacionadas