skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
cosas que ponen en riesgo tu vagina durante el sexo

6 cosas que ponen en riesgo tu vagina durante el sexo

No te dejes llevar por la pasión y siempre cuida estos detalles para no correr peligro

03/02/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Todas estamos conscientes de que nuestra vagina es muy delicada y hay que tratarla con cuidado. Pero a veces, cuando ataca la pasión nos olvidamos de esto y hacemos algunas cosas que ponen en riesgo la zona íntima. Checa cuáles son para que las evites durante el sexo. 

Toma nota de estas prácticas sexuales que pueden ser peligrosas para tu vagina: 

1. Posiciones sexuales complejas

Quizá tengas la flexibilidad de una acróbata y la fuerza de una atleta, pero eso no es suficiente. Existen posturas donde el pene entra en ángulos complicados, forzando demasiado las paredes vaginales o rozando excesivamente ciertas zonas. Además de provocar incomodidad, corres el riesgo de desgarros o irritación.

2. Iniciar el coito sin buena lubricación

Es súper importante que tu vagina esté bien lubricada antes de la penetración, ya sea de forma natural a través de la estimulación y/o el sexo oral, o aplicando un lubricante adecuado. De lo contrario solo será una experiencia dolorosa que puede generar micro heridas en el área vaginal.

 

 

 

3. Usar lubricantes inadecuados

Hay quienes se untan lo primero que encuentran: aceite de cocina, vaselina, crema humectante o miel de maple (true story). Esto puede provocar una tremenda infección vaginal o urinaria. Siempre usa lubricantes comerciales a base de agua, o bien, alguno de los lubricantes caseros que son seguros según los médicos.

 

4. Poner comida en tus partes íntimas

Jugar con chocolate o crema batida puede ser muy sexy, siempre y cuando no las apliquen en la zona genital. Una sustancia dulce puede provocar irritación y el azúcar tiende a alterar la composición de bacterias de la flora vaginal.

Por otro lado, usar frutas o verduras para masturbarte se ve fácil en los videos porno, pero es súper peligroso. Éstas tienen una alta cantidad de pesticidas, tierra y otras sustancias que dañan tu zona íntima. En el peor de los casos puedes terminar con un trozo de pepino o zanahoria en tu interior. ¿Te imaginas explicarle al médico cómo llegó ahí?

5. Usar juguetes sucios, descompuestos o inadecuados

Existen infinidad de sex toys para darnos placer, pero hay que saber cómo usarlos y cuidarlos. Si no sigues los mandamientos de higiene para tus juguetes sexuales y los limpias bien antes y después de ocuparlos, corres riesgo de pescar una infección. 

También checa que estén en buen estado: no rotos, ninguna parte eléctrica expuesta (¿te imaginas una descarga eléctrica “ahí”?) y sin rebabas que te puedan raspar. Ojo con los con soladores baratos, pues a veces están hechos de un material gomoso que puede desprender sustancias irritantes. Si tiene un olor muy fuerte a plástico, no lo acerques a tu vulva.

 

 

 

6. No lavarse dientes y manos antes de entrar en acción

La higiene es fundamental por parte de ambos. El contacto entre la vulva y la boca con lesiones o heridas es muy peligroso, pues puede provocar irritación o infecciones. Quizá cepillarse los dientes no evita por completo el riesgo, pero reduce las posibilidades de transmitir bacterias potencialmente peligrosas o restos de comida. 

Sobra decir la importancia de tener las manos bien limpias antes de tocarse sus partes íntimas. Si los dedos de tu pareja no están limpios y los introduce en tu vagina, habrá una infección segura. Y lo mismo si no lavas tus manos antes de estimularlo. 

Mira también: 4 tipos de disfunsión sexual femenina que quizá no conocías

¡Cuida mucho tu zona íntima!

 

 

Pasión y Sexo, Sexperta

Notas relacionadas