skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Juguetes sexuales

3 Sex toys que deben estar en tu kit básico de placer

Tenlos siempre a la mano para divertirte sola o acompañada

23/04/2020 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Si eres principiante en esto de los sex toys seguro tienes dudas sobre lo que deberías comprar. Por eso, te damos una pequeña guía para que armes tu kit de placer y lo tengas siempre en tu mesita de noche.

Cuando entras por primera vez a una sex shop (física o virtual) te abruma la variedad de productos sexys disponibles. Obvio hay de todo y para todos los gustos, pero si a penas te estás acercando al mundo de los juguetes eróticos, esto es lo que debes buscar:

1. Dildo básico

Se trata de piezas con forma idéntica o similar a la de un miembro masculino. Los hay de distintos materiales: cristal, metal, silicona y más. Los más populares son aquellos hechos de materiales flexibles y suaves, cuya textura puede resultar más placentera.

Estos sirven para penetración anal o vaginal sin estimulación extra, pues a diferencia de los vibradores no tienen movimiento propio.

Checa que no contenga materiales muy agresivos que puedan irritar la zona íntima. ¿Cómo saber eso? El simple olor te dará la respuesta: si el dildo desprende un aroma muy fuerte a plástico, déjalo y busca otro.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Toys for the Naughty Nerd (@geeky_sex_toys) el

 

2. Vibrador fálico

Su forma permite la penetración y gracias a sus vibraciones también puedes usarlo para estimular clítoris y otras zonas erógenas. Éste también puede ser de material rígido o flexible, ¡y hay muchos modelos a elegir!

Los hay sencillos o con varias “cabezas” para estimular al mismo tiempo vagina, clítoris y/o ano  (¡multiorgasmo!). También puedes elegir entre uno súper básico o uno con diferentes velocidades, movimientos y tipos de vibración. Puedes empezar con uno muy simple y subir de nivel poco a poco.

 

3. Vibrador “disfrazado”

Hay muchas razones para que este tipo de vibradores sean tan populares. Por un lado está la discreción, pues nadie se alarmará al ver un patito, conejito o florecita de goma en tu buró o bolso.

Por el otro, las diversas formas de estos sex toys influyen en el tipo de estimulación que ofrecen. Pueden abarcar áreas más extensas de tu intimidad, estimulando a la vez el clítoris, los labios y la entrada de la vagina. O bien, puedes usar sus distintas formas y ángulos para concentrar la fuerza vibratoria en un punto específico.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Erotika Love Store (@erotika_mx) el

 

Bonus: Succionador de clítoris

Este lindo juguetito tiene menos tiempo en el mercado que los dildos y vibradores, ¡pero es una maravilla! Quienes lo han probado dicen que se siente como si un experto te diera sexo oral y su lengua fuera un vibrador.

Quizá no sea un básico, pero sin duda puede convertirse en tu mejor amigo.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Erotika Love Store (@erotika_mx) el

 

Mira también: ¿Es peligroso usar el vibrador muy seguido?

La buena noticia es que ni siquiera es indispensable que vayas a una tienda erótica para surtirte, pues muchas cuentan con venta en línea y te mandan el placer directo a la puerta de tu casa.

Y no olvides pedir también un buen surtido de lubricantes a base de agua y preservativos, en especial si piensas usar tus juguetes para estimulación anal o si los compartirás con alguien.

Pasión y Sexo, Sexperta

Notas relacionadas