skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Sexo una vez al año: una tendencia cada vez más común

Sexo una vez al año: una tendencia cada vez más común

Es necesario tener sexo, por salud. 

20/02/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

A pesar de que hoy gozamos de más libertad sexual que en siglos anteriores, hay sociedades enteras en las que el sexo parece ser lo último en la agenda. Tal es el caso de Japón, pues un estudio reciente reveló que las parejas casadas tienen cada vez menos relaciones sexuales y el número de personas adultas vírgenes va en aumento.

 

La investigación, realizada por la Asociación Japonesa de Planificación Familiar y publicada en The Japan Times, analizó las respuestas de 3 mil personas de entre 16 y 49 años. De ellos, 655 estaban casados; 47.3% de los hombres no había tenido relaciones sexuales en el último mes, frente a 47.1% por ciento de las mujeres. Muchas parejas afirmaron haber gozado de apenas dos o tres encuentros en un lapso de seis meses.

 

Aunque es más importante la calidad que la cantidad de sexo, al revisar las cifras uno no puede dejar de asombrarse, pues según el presidente de la asociación, Kunio Kitamura, esta tendencia es cada vez más común desde 2014.

Las causas de la falta de sexo

 

El 35.2% de hombres dijo que la falta de sexo era producto del “agotamiento por el trabajo” y el 12.8% declaró que veía a su esposa más como un miembro de la familia que como una compañera sexual. Entre las mujeres encuestadas, 22.3% afirmó que el encuentro erótico era una “molestia” y 20.1% que la intimidad había disminuido luego del parto.

 

Las jornadas laborales de los japoneses, quienes apenas pueden ir a casa a dormir antes de empezar un nuevo turno, se suman a la presión social, familiar y económica por mantener sus puestos. Esto hace que dejen a un lado el placer, no sólo el sexual, también el de vivir, divertirse, salir de vacaciones, descansar, etc.

 

Igual que en el resto del mundo, en Japón cada vez es más común que las mujeres trabajen durante muchas horas, por lo que el tiempo para conocer a una posible pareja o enamorarse se va reduciendo. La investigación encontró que entre los solteros de 18 a 39 años, el 47.9% de los hombres y 52.9% de las mujeres nunca había tenido relaciones sexuales. Es decir, casi la mitad son vírgenes.

 

 

Insatisfacción mortal

 

Estos datos se agravan cuando se compara el aumento en la tasa de suicidios. No es que decidan quitarse la vida porque no tienen sexo, lo hacen porque no les satisface su existencia en general, y eso incluye lo afectivo y sexual.

 

A finales de 2015, una empleada de 24 años de la agencia de publicidad Dentsu se suicidó tras haber trabajado 100 horas extra en un mes. Tras el incidente se ha propuesto establecer un máximo de tiempo extra, que se respeten los descansos y haya opción de medios turnos, además de un aumento al salario mínimo, pues la mayoría de empleados permanece durante sus descansos en la propia oficina o encerrados en sus casas, con tal de que el dinero les alcance para vivir.

 

 

Pagar por compañía

 

Lo más triste es que ni siquiera se trata de prostitución. La opción más socorrida para no estar solo en esos raros días de descanso, es contratar a una persona para pasear y conversar por un rato, salir de antro, ir a comer o al cine.

 

El servicio lo ocupan tanto hombres como mujeres, quienes prefieren pagar una vez cada seis meses que reconstruir su visión del amor, del deseo o de las relaciones de pareja. La pornografía animada, los videojuegos y los gadgets, se han vuelto los nuevos acompañantes cotidianos de las y los japoneses.

 

 

Pero eso pasa sólo en Japón, ¿no?

 

Pues no. Es una tendencia que se está extendiendo por todo el mundo, en especial en las grandes urbes donde la competitividad laboral es la prioridad de los adultos jóvenes, quienes tiene cada vez menos tiempo para su vida personal.

 

Sólo el tiempo dirá si el problema se extenderá o si el caso de Japón servirá como una señal de alarma para no dejarnos llevar por el vertiginoso ritmo de la vida cotidiana, la depresión por la crisis actual y la ausencia de relaciones interpersonales.

Pasión y Sexo, Placer

Notas relacionadas