skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

We Heart It
Guía práctica para tu primera experiencia lésbica

Guía práctica para tu primera experiencia lésbica

¡Prepárate para disfrutar el momento! 

07/12/2016 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

 

Si tienes curiosidad por llevar tu vida sexual a otros terrenos y aventurarte en la cama con otra chica por primera vez, lo más natural es que, más allá del miedo a lo desconocido, te asalten algunas dudas: ¿cómo se hace? o ¿qué está bien hacer y qué no? Lo cierto es que el sexo lésbico, como el sexo en general, no es tan complicado y no hay una receta infalible para empezar.

 

5 formas de masturbación femenina, ¡de menos a más, conócete y complácete!

 

Es difícil encontrar información relevante sobre la sexualidad lésbica, pues si buscas en internet te puedes llevar desagradables sorpresas que te darán una idea equivocada, así que aquí va una pequeña guía para tu primera vez.

  • No puedes dar lo que no tienes

Tanto en el amor como en el sexo, nadie te puede hacer feliz si no eres feliz contigo. Es decir, antes de tener sexo con alguien más debes aprender a tener sexo contigo misma. Conocer tu cuerpo es súper importante, aprender a masturbarte hasta llegar al orgasmo es el primer paso para saber qué le puede gustar a otra mujer. La masturbación femenina sigue siendo un tema tabú pero es algo totalmente natural, tan simple como levar tus manos a los puntos más hot de tu cuerpo y ¡a explorar se ha dicho! 

  • Haz lo que quieres que te hagan

Ahora que sabes lo que te gusta, hay zonas o movimientos que te prenden más y ahí tienes un excelente punto de partida. Una de las partes más divertidas y bonitas del sexo es conocer poco a poco a tu pareja, lo que le agrada o lo que le incomoda, mientras la vas explorando y tocando, ella te hará saber con su actitud y respuestas físicas si vas bien o no.

  • Comunícate

Aunque suene cliché, sin una buena comunicación no hay buen sexo. Es vital que ambas partes expresen lo que necesitan, así que no temas preguntar si le está gustando lo que haces. Si le da un poco de pena, puedes poner su mano sobre la tuya y pedirle que te guíe, o mirarla mientras se toca. Sólo disfruta de estar con ella y diviértete mientras aprenden las dos juntas, ¡la práctica hace al maestro!

  • Jamás finjas un orgasmo

Si le haces creer a tu pareja que te gustan ciertas cosas, de seguro querrá repetirlas para conseguir la misma reacción, ¿no harías lo mismo? Tener un orgasmo no es la finalidad de tener sexo (aunque es algo totalmente genial) así que no te sientas presionada ni a provocar uno ni a tener uno. Diviértete, relájate con las sensaciones, pásalo bien provocándole placer y sintiéndolo tú. 

 

Cómo decirle todo lo que me gusta en la cama, ¡comunícate de muchas formas!

 

  • ¿Y los juguetes?

Utilizar juguetes sexuales es solo una forma de hacer más divertido el encuentro, pero no son indispensables, se puede tener sexo lésbico perfectamente satisfactorio sin ellos, pero si te apetece hacerlo ¡adelante! Hay muchos tipos de sex toys, pero quizá los más usados son los dildos y los vibradores. Recuerda preguntarle a tu pareja si está de acuerdo antes de incluirlos en el jugueteo, y si ella es quien saca el tema siéntete en libertad de decir “no” si no te sientes cómoda.   

  • Protégete

Obvio no hay riesgo de quedar embarazada, pero las enfermedades de transmisión sexual existen y acostarte con chicas no te hace inmune, por eso es importante saber cómo cuidarte. 

- Utiliza guantes de látex. Sí suena raro, pero si va a haber penetración manual son tus condones oficiales. 

- Usa barreras de látex para sexo oral. Las encuentras en la mayoría de sex shops, pero sin no hay a la mano puedes cortar un condón a lo largo o usar un poco de plástico como el que se utiliza comúnmente para envolver comida.

- Usa condones siempre que utilices dildos. No compartas tus juguetes sin protección y asegúrate de limpiarlos adecuadamente al terminar.

- Ve al ginecólogo. Siempre hay que ir de manera regular y hacerse chequeos, sin importar el rumbo que tome tu vida sexual.

 

Tener sexo no es una ciencia exacta, es una experiencia en la que tus sentidos y tu intuición te ayudarán más que cualquier teoría. 

 

Pasión y Sexo, Placer, Preliminares

Notas relacionadas