skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
La masturbación sin placer sí existe y estas son las causas

La masturbación sin placer sí existe y estas son las causas

Qué pasa cuando no sientes nada aunque sepas cómo hacerlo.

14/07/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

La masturbación es una práctica que muchas mujeres ya asumen como parte de su rutina diaria. El problema llega cuando, por más que quieres disfrutar la experiencia, simplemente no hay placer. ¿Cuáles son las causas?

 

Se supone que tocarte sola o con tu pareja debería ser una forma de obtener placer, pero hay personas que simplemente no logran llegar al orgasmo por medio de la masturbación.

 

 

 

Las razones para que esto ocurre pueden ser psicológicas, como sentir vergüenza o estar demasiado estresada para disfrutarlo, pero también hay causas físicas que conviene conocer: 

 

Frigidez. Es una condición en la que no hay ningún deseo sexual de ningún tipo o no existe la capacidad de conseguir satisfacción en el sexo. 

 

Esto también ocurre en el momento de la masturbación, ya que no hay una conexión entre las emociones y las sensaciones. Hay quienes lo consideran el equivalente femenino de la impotencia sexual. A veces esto es ocasionado por el agotamiento físico o mental.

 

 

También: 9 razones para darle a la masturbación una oportunidad

 

 

Anorgasmia. Es la inhibición recurrente del orgasmo, manifestada por su ausencia tras una fase de excitación normal. En este caso la duración y el tiempo del acto no generan un orgasmo como tal.

 

 

La masturbación sin placer también puede darse en hombres, pero en su caso se le atribuye a cuestiones como la eyaculación retardada (aneyaculación), que consiste en la capacidad para mantener una erección, pero sin llegar “venirse” o hacerlo después de mucho esfuerzo.

 

 

 

Si esto te ha ocurrido un par de veces, quizá debas analizar si has tenido mucho estrés o cansancio, pero si es una constante te conviene acudir con un especialista en salud sexual para buscar una solución.

 

Mira también: Masturbación: el arte de tocarte

 

 

 

 

 

 
Pasión y Sexo, Placer, Orgasmos

Notas relacionadas