skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

l
Mi espía favorito: juega con la exhibicionista que llevas dentro

Mi espía favorito: juega con la exhibicionista que llevas dentro

#TeApuestoUnBeso a que me espías

30/09/2016 | Autor: LaBocaCoqueta
Comparte en:

 

La viñeta de esta semana corresponde a la categoría La Boca Enredada, y el hashtag que la acompaña es #teapuestounbeso a que me espías.

¿Has espiado a alguien? Ah, yo sé que sí. Toooodos, todos, hemos espiado a alguien. No lo niegues, nos gusta experimentar con la adrenalina, pero también es excitante saber que tenemos nuestro propio espía, claro en el entendido de que no nos desagrade. Saber que somos el objeto de deseo de alguien, de inmediato, nos eleva el ego y saca nuestro lado exhibicionista.

Suena pervertido, lo sé, pero qué sería del sexo sin un poco de morbo.

Mi espía favorito

 

Hace unos meses me percaté de que estaba siendo “observada” en mis redes y me gustó, me gustó la sensación de ser espiada, despertó la bitch que llevo dentro. ¿A qué chica no le gusta que los hombres la piensen, la deseen…? Saber que hay alguien que se acuesta por las noches con tu imagen en sus pensamientos, es excitante, ¿no?

Volviendo a mi espía, sé que se imagina siendo mi dueño en la cama, tonto, no me conoce… Aún así me gusta provocarlo, pese a que nunca hemos cruzado palabra, por las noches dejo que sus pensamientos se conecten con los míos; cuando fantasea conmigo, mi mente le manda justo las imágenes que sé que lo tienen enganchado a mí.

Dentro de mi plan exhibicionista, también elijo maquiavélicamente cada una de las fotos que subo a mis redes; sé cuál va dirigida a él, sé que la observa y yo disfruto sabiendo que la ve.

DE FANTASÍA…

Siento cierto alivio cuando leo que una de las fantasías sexuales más comunes es sentir que pueden ser cachados en pleno acto sexual. ¿En algo se relaciona con mi aventura, no? Bueno, este dato tiene su explicación biológica, lo que pasa es que cuando producimos adrenalina también generamos endorfinas, unas hormonas que regulan la sensación de placer. Se sabe que las zonas del cerebro asociadas al placer responden más a estímulos inesperados que a los predecibles, es por eso que algunas personas nos excitamos ante la posibilidad de ser sorprendidos u observados en escenas íntimas; ¿qué es lo más exhibicionista que has hecho? ¿Yo? Hacerlo en la universidad. ¿Aún no lo has hecho? Ok, aquí están dos ideas:

  • Para encender la pasión, cuando estés haciéndolo en el hotel pónganse frente a la ventana, la posibilidad de que alguien los vea es alta y saberlo los hará devorarse una y otra vez. Aquí ayuda mucho el factor de que quien los vea no los conoce, así que el sentimiento de culpa será menor.
  • ¿O qué tal hacerlo en el patio o el jardín de su casa? Con las estrellas y la luna como testigos de su pasión, ¿cuál de todos los vecinos será el que los cache?

 

Vamos a probarlas y, no lo olvides, mis redes sociales te están esperando:

Twitter: @labocacoqueta   

Instagram: @labocacoqueta

Tumblr: labocacoqueta

Pasión y Sexo, Placer, Fantasías