skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

We Heart It
Guía básica para participar en una orgía

Guía básica para participar en una orgía

¡Atrévete y cuídate!

14/12/2016 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

 

Participar en una orgía es una fantasía sexual muy recurrente, y puede ser una experiencia súper placentera si hay una buena planeación, medidas de seguridad y respeto.

Hay muchos caminos para llegar a una orgía: internet, redes sociales, eventos sexuales, sex clubs o una fiesta normal que se salió de control,  pero sin importar cómo hayas llegado ahí debes seguir ciertas pautas de comportamiento para no arruinar tu experiencia ni la de otros.

 

Manual para una experiencia Swinger

 

Checa que la orgía se vaya a llevar a cabo en un lugar seguro. Si la cita es en un sitio sospechoso, ahórrate la molestia de acudir. 

 

  • ¿Ir sola o acompañada? 

Lanzarte como chica sola tiene sus ventajas. En la mayoría de lugares te aceptan sin bronca y sin pagar cover, mientras que a los chicos se les pide llevar pareja y pagar entrada. Sin embargo, si no te sientes segura puedes platicarlo con tu pareja e ir juntos, llevar a tu amigo con privilegios o a una amiga de mente abierta. Lo importante es llevar a alguien que sepa a lo que va y pueda comportarse, ya que si llevas a tu novio celoso (al que le encanta armar escenitas, por cierto) o a un amigo que actúe como degenerado, los sacarán a ambos.

  • El outfit correcto

Vístete según código del evento, por lo general los sex clubs privados piden vestido de coctel y traje. Este debe ser cómodo pero sexy, fácil de quitar, subir o bajar. En cuanto a lencería, un conjunto atrevido está bien, no te pongas nada que no usarías en una noche de pasión en casa. Lleva ropa que estés dispuesta a manchar, romper o perder, ya que no siempre sabrás dónde quedó tu panty. Hay eventos en los que dejas todo en un guardarropa y entras sólo con una toalla. En cualquier caso siempre carga con una muda de ropa extra.

  • ¿Por dónde empiezo?

Las orgías casi siempre comienzan con un coctel de bienvenida en el que hay tragos, plática y baile entre personas que sólo buscan tener sexo salvaje con desconocidos, como en cualquier bar. Para romper el hielo se organizan juegos en los que todos interactúan tocándose, ¡participa! Esto te ayudará a sentirte más cómoda, a conocer al resto del grupo y a checar con quién quieres estar.

 

  • Mantente sobria

Modera tu ingesta de alcohol y no consumas drogas, pues necesitas todos tus sentidos para disfrutar la experiencia al máximo y mantenerte alerta. En muchos lugares prohíben el consumo de estupefacientes, si no es así evalúa si quieres arriesgarte a estar desnuda entre personas sin control de sí mismas.

  • La higiene es vital

Los organizadores seguramente establecerán medidas como acudir limpios, perfumados y, sobre todo, llevar muchos condones, lubricantes, toallas húmedas y protectores para sexo oral entre chicas. Si esto no ha sido considerado por los anfitriones quizá no debas entrarle. Recuerda usar un preservativo nuevo cada vez que cambies de compañero.

  • Hay que proteger la privacidad

Lo ideal es que se prohíba el uso de celulares y cámaras, pero si no es así tienes derecho de negarte a participar si está permitido grabar y no quieres terminar expuesta en una página porno. Si eres tú quien quiere grabar asegúrate de tener el consentimiento de todos los involucrados, si no es así resígnate y guarda la cámara, nada de hacerlo a escondidas.

  • A la hora de participar…

Lo primero es entender las reglas del juego sobre qué pueden y qué no pueden hacer, en especial los hombres. Muchas reglas se establecen por una razón: la seguridad de las mujeres, y todos deben apegarse a ellas. 

Recuerda practicar el sexo seguro y siempre pedir permiso antes de interactuar con una persona, pareja o grupo. Si quieres tocar a alguien, pídeselo. Si quieres ver a una pareja, pregúntales si te dejan. Si a alguien ya no le gusta lo que está haciendo, respeta sus deseos y termina la interacción de inmediato. 

No estás obligada a hacer nada que no quieras, si te sientes incómoda o amenazada puedes retirarte sin problema. Tampoco hay bronca si vas y no tienes sexo con nadie, las orgías también sirven para descubrir qué te gusta y qué no. Tal vez te des cuenta de que no es lo tuyo o que ninguno de los invitados era tu tipo, y no tiene nada de malo.

 

Chemsex, una peligrosa práctica sexual

 

 

  • El balance final

Ya que pasó todo es bueno reflexionar sobre la experiencia, ¿cómo te fue?, ¿qué te gustó y qué no?, ¿qué harías diferente?, ¿lo volverías a hacer? Tómate tu tiempo y asimila la experiencia, alégrate de haber ampliado tus horizontes sexuales y haber probado algo nuevo. No importa si quieres repetirlo o fue debut y despedida, lo importante es que te atreviste.

Parecen muchas reglas, pero sólo es cuestión de sentido común, de ir con ganas de experimentar y disfrutar el momento.

Pasión y Sexo, Placer, Fantasías

Notas relacionadas