skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Cómo tener una relación swinger

Cómo tener una relación swinger

Compartir puede ser excitante

19/02/2016 | Autor: Ana Gabriela Lozano
Comparte en:
Los swingers son parejas que intercambian entre sí a sus esposos o novios para experimentar cosas diferentes en la cama. Las relaciones de intercambio son puramente sexuales, ¡no hay dating de por medio! No es que se haya perdido la chispa, pero a veces tener a alguien diferente en la cama puede ser excitante, divertido y súper diferente. 
 

 

 
El hecho de que quieras experimentar una relación abierta es completamente normal y aceptable. Si tú y tu pareja están de acuerdo con esto, ¡checa esto y conoce más sobre cómo es una relación swinger! 
 
1. No significa nada. Antes que nada, debes tener en claro que las personas con las que se acuesten tú o tu pareja no son más que para ese propósito: No pueden salir o involucrarse con ellos de manera sentimental, ya que podría afectar tu relación. ¡Enfócate sólo en el sexo!
 
2. Es posible que te confundas. El acostarte con una persona regularmente puede afectar tu juicio sobre a quién quieres y a quién no. Te recomendamos que analices bien la situación y estés consciente de lo que podría pasar. Si de plano te sientes demasiado rara, coméntaselo a tu pareja y tomen una decisión al respecto. 
 
3. Si no te gusta, no es para ti. Si de plano no te identificas, no lo experimentes. No dejes que tu pareja intente convencerte, ya que podría afectarte demasiado y crear un conflicto interno fuerte. Si eres muy celosa, si te sientes triste o si simplemente la idea no te vibra, no lo hagas. ¡Lo mejor es ser clara!
 
 
 
4. Es una gran fantasía. Para muchos hombres y mujeres, el tener una relación swinger puede ser una fantasía increíble que puede avivar la flama en una pareja. Si de verdad la idea te atrae demasiado, ¡háblalo con tu chico o chica y experimenten!
 
5. Obtengan mucha información. Si vas a tener este tipo de relación, investiga mucho del tema y cuídate lo más que puedas. Recuerda que tu salud física y mental son lo principal, ¡no te busques problemas!
 
¿Te atreverías a tener una relación swinger? ¡Cuéntanos en los comentarios!
Pasión y Sexo, Placer, Fantasías