skin
skin
LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
El delicioso ingeniero

El delicioso ingeniero

"Me bajó los pantalones y se hincó delante de mí hasta tener su lengua en mi vagina mojadísima"

13/06/2019 | Autor: Karla
Comparte en:

Conocí a un sexy ingeniero, mayor que yo, cuando trabajaba en un hotel.

Yo me encargaba de hablar por teléfono con sus empleados hospedados, hasta que un día nos conocimos.

Él me saludaba todos los días, pero una ocasión fue diferente. Un día, entrando al lobby, el ingeniero me dió un beso en la boca. Quedé estupefacta, no dije nada y seguí normal con la plática.

 

Lo encontré más tarde en la sala de estar y me pidió que fuera a su habitación.

¡Cómo resistirme! Fui inmediatamente a su cuarto y al entrar nos besamos demasiado.

Esos delicioso besos me excitaron. Yo estaba empapada, mojada, quería su pene adentro de mí sin importar más, y de repente, me bajó los pantalones y se hincó delante de mí hasta tener su lengua en mi vagina mojadísima.

 

Yo quería gritar de placer, pero me contuve, le dije que se acostara y le correspondí. Puse mi lengua en su pene y no dejé de chupar hasta que él me quitó para pasar a la siguiente etapa: penetrarme.

Hicimos todas las posiciones que pudimos y me dijo que todo lo que podía ofrecer era el mejor sexo de mi vida, ya que él era como 20 años mayor y era casado.

 

Me gustó la adrenalina de nuestro romance, me excitó muchísimo y así continuamos viéndonos.

Él lo hacía tan delicioso que un día, que estuve tan caliente, se atrevió a meterme su pene en el ano. Era exquisito su tamaño, su semen dentro de mí y me lo hizo todo el tiempo que duró.

 

---

Envíanos tu Relato Erótico.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas