LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Getty Images
¡El sustituto de azúcar engorda! Asegura nuevo estudio

¡El sustituto de azúcar engorda! Asegura nuevo estudio

Aunque no lo creas, así es. 

24/01/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Es muy común que para evitar las calorías del azúcar, usemos algún tipo de sustituto en nuestras bebidas y postres, pero hay evidencias de que este hábito podría hacerte engordar.

 

Un nuevo estudio publicado en la revista científica Plos One afirma que el consumo de edulcorantes de bajo contenido calórico está asociado con un mayor peso, así como con la prevalencia e incidencia en la obesidad abdominal.

 

Cuando comenzamos una dieta para perder peso, uno de los primeros productos que nos quitan es el azúcar, y tenemos que recurrir a un sustituto para hacer nuestra vida menos desabrida. Sin embargo, esto podría jugar en contra de nuestro objetivo, pues según el doctor Chee Chia, coautor del estudio, los sustitutos “en lugar de ayudarnos a perder kilos, podrían estar contribuyendo a la obesidad”.

 

 

 

El trabajo, dado a conocer recientemente, analizó las medidas corporales y el consumo de edulcorante de 1,454 hombres y mujeres de Estados Unidos durante una media de 10 años, entre 1984 y 2013. Tras analizar los datos, los resultados arrojaron que quienes consumían edulcorantes artificiales tenían un índice de masa corporal mayor, 2.6 centímetros más de circunferencia abdominal y el 37% tenían más prevalencia de obesidad abdominal.

 

Este no es el primer estudio en señalar el problema, ya que una investigación similar realizada en 2014 por el Weizmann Institute of Science en Israel, y publicada por la revista Nature, descubrió que los sustitutos de azúcar podrían contribuir al desarrollo de la intolerancia a la glucosa y la enfermedad metabólica. Concluyeron que estas sustancias afectaban a la capacidad del cuerpo para utilizar la glucosa debido a que alteran la flora intestinal, encargada de convertir los alimentos en energía.

 

La clave de este fenómeno podría estar en el sistema de recompensas del cerebro, el cual se altera con el uso de estos sustitutos del azúcar, es decir, aunque los productos que ingerimos tienen menos calorías, no nos sentimos saciados y comemos más. Sin embargo, aunque esta es una de las hipótesis más fuertes, hasta hoy sólo es una teoría y se necesitan nuevas investigaciones para esclarecer el impacto de estas sustancias.

 

 

 

Los resultados también se aplican a los productos light, pues según un nuevo estudio del Imperial College de Londres, la Universidad de Sao Paulo y la Universidad Federal de Pelotas (Brasil), las versiones light de las bebidas no promueven un peso saludable.

 

Según el profesor Christopher Millett, investigador de la Escuela de Salud Pública del Imperial College, hay una percepción común de que “debido a que las bebidas light no tienen azúcar son más saludables y ayudan a perder peso cuando se utilizan como sustitutos de versiones completas de azúcar. Sin embargo, no se han encontrado pruebas sólidas para apoyar esta teoría”.

 

Aunque los investigadores no se refirieron a ningún tipo o marca de sustituto de azúcar en particular, recordemos que éstos se crearon originalmente para ayudar a quienes padecen diabetes, y que su excesivo consumo puede tener consecuencias negativas en el organismo.

Nutrición

Notas relacionadas