LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

IG @la.bere.vallejo
berenice vallejo tatuajes cancer mama

Berenice Vallejo, la mujer que tatúa sonrisas en las sobrevivientes de cáncer de mama

Conoce su historia

17/10/2019 | Autor: Karina Avilés
Comparte en:

Hablar sobre cáncer de mama y las mujeres que salen victoriosas de esta enfermedad nos forma un nudo en la garganta.

Por amigas, familiares, concidas e incluso nosotras mismas, sabemos que superar esta enfermedad no es nada fácil, ya que no solo afecta a nuestro cuerpo, sino que penetra hasta nuestro espíritu.

Y ante esta la búsqueda de historias y mujeres que enfrentaron el cáncer de mama, nos encontramos con Berenice Vallejo, una sobreviviente y diseñadora que desde hace años tatua pezones y areolas a las mujeres que fueron afectadas por este cáncer.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@la.bere.vallejo) el

 

 

"Hago este trabajo porque hace 10 años me detectaron cáncer de mama en estadío 3C. La verdad ya tenía metastasis, estaba muy grave, pero lograron sacarme; y después me sometieron a reconstrucción".

Durante el tratamiento "conocí al doctor Erick Santamaría. Él me dijo 'a qué te dedicas', le dije que era diseñadora gráfica y que me estaba dedicando al tatuaje y me pidió que hiciera ese trabajo (reconstrucción mediante el tatuaje) primero conmigo. Mi socio y amigo lo hizo y le encantó cómo quedó".

"A partir de ese momento me pidió que lo hiciera con otras mujeres y desde hace 8 años estoy trabajando para diferentes hospitales, fundaciones y en el propio estudio".

El tatuaje de reconstrucción en los senos que hace Berenice va mucho más allá de algo estético o de un pezón, ya que con la tinta y sus trazos precisos logra regresa la confianza y la fuerza a las mujeres que sobrevivieron al cáncer de mama.

"Tengo un caso en la cual la paciente dejó los antidepresivos. Llegó con el psiquiatra y le dijo ‘me siento muy bien’, el psiquiatra le dijo ‘te ves muy bien, ¿qué te pasó?' 'Me tatué’".

"Cuándo el psiquiatra le preguntó '¿cómo que te tatuaste y eso cambió?', ella dijo 'es que mi autoestima mejoró. Nunca pensé que me podría ver tan cercana a la realidad o apegada'".

"Otro caso muy importante fue el de una paciente que llegó completamente mal, dijo ‘mi familia me abandonó’. La abandonaron porque creyeron que era contagioso".

"Vino con una vecina, con una amiga, salió (de hacerse el tatuaje) y no podía verse.  Tardó como una hora en voltear al verse al espejo y (cuando lo hizo) no paró de llorar".

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@la.bere.vallejo) el

 

 

Berenice nos explicó que para realizar un tatuaje para una reconstrucción de seno hay varios procesos.

"Las mujeres con las que yo trabajo tienen mastectomía radical porque estamos hablando que la enfermedad puede expandirse de forma interna".

"Al extirpar el seno completo, se llevan el pezón y se llevan todo. Al colocarlo de nuevo puede ser por medio de expansores, que van estirando la piel, si no tuvieron radiaciones".

"La reconstrucción lo hacen de tu misma espalda, vientre o pierna, lo hacen con piel y lo injertan. La mayoría de las veces queda liso y se hace una segunda operación donde queda el pezón y la areola de forma quirúrgica".

"Se toma un fragmento del otro pezón y se coloca para darle forma y textura.  En su mayoría no queda totalmente bien porque queda despigmentado y obviamente se notan las líneas de las cirugías, la cicatriz".

"Lo que hacemos es tatuar las dos mamas para que se vean los más similares posibles. Tatuamos el pezón y las areolas".

"Hay mujeres que no tienen el pezón porque las pacientes ya no quieres someterse o porque pasó algo que ya no pueden ser candidatas a otra cirugía, así que lo tatuamos simulado para que se vea realista".

"Yo siempre les recomiendo que sí tengan el pezón, porque el volumen da otra apariencia para ti, a la hora de tocarte, de sentirte".

"El procedimiento del tatuaje es de 2 horas. 1 hora para esperar que un anestésico tópico haga efecto. Se coloca en ambas mamas y lo dejamos reposar 1 hora en lo que penetra la piel y empiezo con la técnica normal, con agujas normales".

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@la.bere.vallejo) el

 

 

Este mes, Berenice Vallejo es la vocera de Vans, marca que se sumó a la lucha contra el cáncer de mama con su colección Breast Cancer Awareness.

Esta colección, integrada por calzado y ropa que reflejan la diversidad de cuerpos en la mujer, busca impulsar la autoexploración y la educación para tomar conciencia del cáncer de mama.

 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Vans México (@vans_mx) el

 

 

"Siendo una marca como Vans, que están en las calles, me interesó muchísimo. Aquí ya no importa la enfermedad, importa prevenirlo, que cada día estamos enfermándonos más".

"El decir, el hacerlo con una voz fuerte  y decir 'yo lo pasé' y decir 'no me pasó nada, todo puede estar bien'.

"El cáncer de mama "es un dolor que nunca se quita. Es doloroso recordar, pero no es imposible continuar con tu vida".

Sigue a Berenice Vallejo en sus redes sociales @la.bere.vallejo

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas