LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Sofía Vergara confiesa que sus curvas no cabían en vestidos

Gracias a su voluptuosa figura, la actriz se veía forzada en un principio a rediseñar los vestidos de grandes marcas, ya que sus generosas proporciones no cabían en los diseños.

06/06/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Las espectaculares curvas de la actriz Sofía Vergara no solo se han convertido en su inconfundible seña de identidad, sino también en uno de los elementos que caracterizan uno de los cuerpos más deseados del panorama televisivo internacional. sub

No han sido pocas las ocasiones en las que Sofía se ha mostrado orgullosa de su curvilínea figura, aunque romper con los cánones de belleza actuales le ha traído varios quebraderos de cabeza, y así lo asegura la colombiana al confesar que solía llevar todos sus vestidos a una costurera para adaptarlos a su exuberante silueta.

"Es muy difícil para mí encontrar un conjunto que no tenga que retocar. Hace unos años siempre tenía que echar mano de una costurera para personalizarlos", confesó la intérprete a la revista New York Magazine, durante la cena de celebración de los premios de la fundación Gordon Parks.

Pero a pesar de la dificultad que ha supuesto encontrar diseños que se ajustaran a su figura, Sofía ya conoce a la perfección aquellas marcas cuyos patrones se adaptan mejor al cuerpo de una mujer con curvas.

"Es muy sencillo, por ejemplo, los vestidos de Dolce & Gabbana o de Michael Kors normalmente me quedan bien porque la tela da de sí bastante. Apenas tengo que retocar un poco el vestido a la altura de la cintura. Pero con otros diseñadores, tengo que reconstruirlos literalmente de arriba a abajo", explicó.

Y aunque ahora sepa a qué casas de moda acudir cuando se trata de presentarse en un evento de gala, la voluptuosa intérprete ha recordado cómo en los inicios de su carrera profesional los diseñadores le mandaban vestidos de talla estándar que se veía obligada a rediseñar para conseguir ponérselos.

"Al principio me mandaban vestidos de tallas estándar y, por supuesto, no se adaptaban para nada a mi figura, por lo que tenía que transformarlos completamente. Eran verdaderas piezas de arte que me veía obligada a retocar con la ayuda de una costurera. ¡Porque intentar meter todo esto -haciendo referencia a su cuerpo- en un diseño de talla normal sería una verdadera locura!", admitió la guapa actriz.

En la actualidad, Sofía puede respirar tranquila --en sentido literal y figurado-- ya que ahora parece contar con espacio suficiente dentro de sus vestidos para expandir sus pulmones sin preocupaciones, gracias a que sus diseñadores preferidos cuentan con sus medidas y por tanto, elaboran el vestido a medida.

"Ahora tengo suerte porque elaboran los vestidos para que quepan mis... ya sabes", bromeó haciendo referencia a su prominente delantera.

Noticias, Tu Mundo